3 claves de supervivencia para los negocios familiares

empresa familiar supervivencia

Las claves de supervivencia para los negocios familiares deben ser casi una obligación ante la creciente competencia que viven éstas en un mercado cada vez más global. 

Los negocios familiares son muy habituales en España, aunque a veces tiene una mortandad mayor. Estas empresas son creadas a lo largo de varias generaciones, con un padre o abuelo emprendedor que crea el negocio hasta que le siguen sus hijos o nietos. Esta continuidad a largo plazo ha permitido que muchos negocios familiares se hayan mantenido en el mercado incluso con una posición de liderazgo pero en un mercado cada vez más global, y por lo tanto competitivo, y con una caída en el consumo interior, es fundamental aplicar algunas claves que les permitan mantenerse.

De cara a internacionalizar la empresa para hacer frente a la entrada nuevos competidores, muchas veces empresas internacionales en el mercado de la empresa familiar, tanto de forma física como digital a través de Internet, puede provocar la desaparición de muchos negocios familiares. Es necesario que el negocio sea capaz de competir en mercados globales al aplicar, es decir:

  1. Capacidad de liderazgo: negocios familiares locales se han convertido en empresas globales gracias al liderazgo de una generación. Las empresas familiares corren el riesgo de convertirse en meros gestores de un negocio en funcionamiento heredado olvidando, por el paso del tiempo, aquel espíritu emprendedor que tuvo el padre o abuelo fundador. Y el liderazgo emprendedor no es una cuestión de herramientas como el protocolo familiar sino más bien de un proceso de sucesión y relevo bien planificado. Porque si no habrá que buscar ese espíritu emprendedor fuera para incorporarlo como directivo externo, algo que es muy difícil y arriesgado de encajar con la cultura de la empresa familiar.
  2. Estructura de financiación: una de las claves de supervivencia para los negocios familiares es disponer de una estructura financiera acorde a las necesidades para convertirse en un negocio global. Con los fondos propios de la familia es difícil coger el tamaño adecuado para competir en el mercado actual. Y la falta de apertura al capital exterior deja como única opción la financiación bancaria.
  3. Formación: sin duda una de las claves de supervivencia para los negocios familiares. Antes se requería una formación en dirección y administración de empresas para profesionalizar la empresa familiar. Hoy en día esto se da por sentado, y la formación tiene que tener una orientación más internacional. Vivimos en un mundo cada vez más global, y esa es la visión que hay que tener actualmente. Y es que los límites de territorios y de países a nivel de mercados, están desapareciendo, por eso la empresa familiar debe de tener una visión internacional dentro del ADN familiar para aprovechar las oportunidades de un mercado global, a riesgo de verse superada por un competidor o ser absorbida por una empresa extranjera.

Tengas el tipo de negocio que tengas, en anfix te damos la mejor solución para la gestión de tu negocio: facturación, contabilidad, estar conectado con tu gestor… ¿Quieres saber más? ¡Te lo contamos aquí!

New Call-to-action