3 errores al emprender un comercio

errores al emprender

El comercio es una de las actividades más antiguas en el mundo de los negocios, el mundo de los autónomos de siempre. Hoy en día cientos de locales dedicados al comercios salpican nuestras calles, incluso Internet se ha convertido en un espacio para el comercio online.

Sin embargo muchos son los errores que se cometen, tanto en comercio tradicional como en el online, y la mayoría de estos errores son suficientemente graves como para acabar con cualquier comercio. A veces es culpa de la Administración Pública, pero poco a poco el exceso de burocracia se va resolviendo.

Por otro lado, son los errores propios del comercio, los que realmente pueden acabar matándole. Y es que al igual que pasa con la hostelería, el comercio es una salida típica a la hora de emprender o montar un negocio, y en ambos casos hace falta una mayor profesionalidad y sobre todo formación por parte del dueño del negocio. Pensar que con subir la reja los clientes entrarán solos, es una idea del siglo pasado. El mundo ha cambiado mucho, en especial por Internet y las nuevas tecnologías, y hoy la oferta y la competencia es mayor que nunca y lo peor de todo es algo que va en aumento. Por lo que si quieres que tu comercio tenga una larga y próspera vida, te recomiendo no caer en los siguiente errores:

  1. No calcular bien los gastos iniciales: es un error muy típico, pero no sólo en comercio sino también en otras actividades. No calcular bien la inversión inicial puede acabar matando tu comercio antes incluso de lo que piensas. Además del importe, es muy importante financiar correctamente la inversión, un excesivo endeudamiento puede ser una carga demasiado pesada para tu comercio.
  2. Ahorrar en la ubicación del local: otro error muy típico en el comercio. Estar al lado de una calle principal no es lo mismo que estar en la calle principal. Cierto es que a veces los alquileres pueden ser excesivos, pero no seas ingenuo pensando en que serás capaz de cambiar los hábitos de circulación de cientos de viandantes. Siempre será mejor tener un local más pequeño pero bien ubicado, que uno grande mal ubicado; podrás rentabilizar tu local mucho más como pasa con los emprendedores “de esquina”. Antes de tomar una decisión con el local observa durante diferentes días y horas quién pasa por delante y cuáles son sus hábitos (es una zona de ocio, de compra, de paso, etc). Recuerda que cuanto más ahorres en la ubicación más tendrás que gastar en promoción.
  3. Ser optimista con la previsión de cobros y pagos: al final la mayoría de negocios cierran por problemas de tesorería y liquidez. La prudencia financiera y el pesimismo suele ser el mejor consejo a la hora de hacer previsiones si no quieres tener imprevistos.





programa de facturacion