3 errores de marketing que te hacen perder dinero

perder dinero con el marketing

Los errores de marketing son más frecuentes de lo que muchos empresarios, autónomos y emprendedores piensan, a diferencia de las finanzas donde, por ejemplo, la contabilidad tiene mecanismos para “ver si algo no cuadra”.

El marketing es muy cruel, porque es el cliente gastando su dinero en la competencia el que nos dice que lo estamos haciendo mal, y muchas veces miramos a otro lado como diciendo “yo no me equivoco, es el cliente el que se equivoca”. Pero lo que está claro es que los errores de marketing se pagan muy caro.

Si pierdes clientes tendrás que implantar medidas para vender más y a veces el ciclo de vida del producto no permite crecer fácilmente con nuevos clientes, por lo que tienes que quitárselos a la competencia. Ésta es una acción muy arriesgada, además de difícil, porque puedes provocar una reacción de consecuencias incalculables, por lo tanto y como se suele decir, “es mejor prevenir que curar”. Así que aquí tienes una serie de consejos de lo que deberías hacer.

  1. Mide la satisfacción de tus clientes: no esperes a que se vayan a gastar su dinero a otra parte para saber que no estaban satisfechos. Ni esperes que te digan lo que debes de mejorar. Adelántate a los problemas y realiza encuestas de satisfacción, y para ello sigue estos pasos:
    • Diferencia los distintos tipos de clientes a encuestar, en base a tus segmentos de clientes.
    • Divide las secciones del cuestionario en base a las fases por las que pasa el cliente durante el proceso de compra.
    • Escoge bien las preguntas, combinando cerradas con abiertas para que el cliente pueda explicarse libremente. Algunas preguntas podrían estar relacionadas con plazos de entrega, relación calidad – precio, atención y servicio al cliente, etc.
  2. Cuida la comunicación: es otro de los errores de marketing más frecuentes, porque tu negocio está constantemente comunicando mensajes a tus clientes y a veces estos no son coherentes ni positivos. El marketing es una batalla de percepciones y para diferenciarse y posicionarse en el mercado hay que cuidar lo que comunicamos. Para ello hay que establecer un estilo, una imagen corporativa, y unas normas de protocolo. Y lo más importante, que todo eso esté recogido en un manual conocido y compartido por toda la empresa.
  3. Proyecta una imagen homogénea: sin duda uno de los errores de marketing más habituales. Hoy en día con Internet y las Redes Sociales, es fácil perderse. Cualquier tipo de promoción debería tener una imagen única y reconocible, por no hablar de la imagen del local y oficina, además de la imagen del personal que está en contacto con el cliente.





programa de facturacion