3 formas de mejorar tus fondos propios

fondos propios

Los fondos propios son una de las formas de financiación más básicas en cualquier empresa, de hecho constituyen una fuente de financiación básica para determinar si la empresa es solvente, o si depende excesivamente de las deudas bancarias o con proveedores.

Por eso saber cómo mejorar los fondos propios te puede ser muy útil, por ejemplo, para poder buscar financiación de un banco, porque tu nivel de fondos propios condicionará tu capacidad de endeudamiento.

Los fondos propios son parte del llamado capital permanente, es decir de aquella financiación, tanto propia como ajena, que es a largo plazo y que por tanto financiará inversiones. Una cifra elevada de este tipo de financiación te dará más autonomía, al no estar sujeta a ningún plazo de devolución, y sobre todo reducirá tus gastos al no generar intereses como por ejemplo en el caso de los créditos ICO. Los fondos propios suelen estar compuestos del capital, que es la financiación que aportan los propietarios o los socios de una sociedad (en este último caso se llama capital social), pero también incluyen otras partidas como los beneficios acumulados durante años.

Al fin y al cabo los fondos propios es financiación que han aportado o que pertenece a los socios, es decir que no son deudas con terceros como puede ser un banco. Por eso las formas de mejorar los fondos propios de tu sociedad limitada o anónima son las siguientes:

  • Ampliación de capital sobre la par (o con prima de emisión). Es una operación para mejorar los fondos propios en la que se suele dar entrada a nuevos socios. Por eso motivo tienen que desembolsar un importe por encima del valor normal de la acción o participación. Este exceso es lo que se denomina prima de emisión, y es la compensación que reciben los antiguos socios por dar entrada en la sociedad a nuevos socios que tendrán derecho a participar de los beneficios acumulados durante antes de la fecha de su entrada. Así se puede mantener un equilibrio en el reparto de los beneficios acumulados entre los socios antiguos y los nuevos. Evitando lo que se denomina efecto dilución.
  • Aportaciones no dinerarias, es otra forma de aumentar los fondos propios a través de la aportación al capital social de bienes y derechos susceptibles de valoración económica, es decir, que los socios en vez de aportar dinero en metálico lo hacen en especie. Para ello en las sociedades anónimas hay que recurrir al informe de un experto independiente que valore esa aportación, pero en las sociedades limitadas no es necesario, por lo que los socios pueden aportar por ejemplo un vehículo, mobiliario, o equipos informáticos, para incrementar la cifra de capital social.
  • Compensación de créditos, es una categoría de aportaciones no dinerarias. Es una buena forma de mejorar los fondos propios de una sociedad al transformar deuda en capital social porque así se reduce el endeudamiento y el gasto financiero por intereses, lo que mejora la solvencia de la sociedad. Para ello los créditos tienen que ser líquidos, vencidos y exigibles porque sino no podrán ser transformados en capital social. Es una buena forma de transformar acreedores de la sociedad en socios, cuando no sea viable la devolución del importe de la deuda.

Tú opinión es muy importante para nosotros, así que te invito a que dejes tus comentarios y opiniones. Y si crees que el post puede ser de utilidad para otras personas, ayúdanos a difundirlo a través de Redes Sociales.





programa de facturacion