3 medidas para una buena gestión de stocks

Stock

Una buena gestión de stocks es una actividad clave en todo negocio que trabaje con productos. Y es que el almacén es una pieza clave en negocios como las tiendas, donde se trabaja diariamente con mercancía.

Dado que el almacén es el lugar físico donde se guardan las diferentes mercancías, la labor de controlarlo debe ser algo muy cuidado. De ello depende que lo almacenado no se deteriore, que haya suficiente cantidad para atender la demanda del cliente o del proceso productivo, y que se disponga de la información necesaria a nivel económico y financiero. Además, una buena gestión de stocks supone tener personal formado, que además de realizar funciones de organización y generación de informes, verifique toda entrada de mercancía en el almacén, tanto a nivel de su estado físico como de su coincidencia con los pedidos realizados.

LECTURA RECOMENDAD: Introducción a la gestión de almacenes: Conceptos básicos aplicados a la práctica

De esa labor depende, y mucho, el importe de los gastos del negocio por compras y los beneficios del mismo. Como mínimo hay que tomar las siguientes medidas:

  1. Realizar frecuentes inventarios físicos: aunque es una labor muy pesada, puesto que supone el conteo físico de todas las mercancías, es clave. Ya sólo a nivel contable es fundamental reflejar en el balance de la empresa la situación real de los activos, en este caso las existencias o mercancías. De hecho hay que hacer uno al final de año contable (como mínimo). Aun así es recomendable es una mayor frecuencia o incluso llevar un inventario permanente como veremos luego, dado que en un almacén contiene diferentes tipos de mercancías, y algunas representan muy poco valor respecto del total. Es mejor inventariar con mayor frecuencia aquellas mercancías que mayor impacto económico pueden tener en caso de mal estado, pérdida, robo, o rotura de stock.
  2. Implanta un buen software: fundamental tener un buen programa informático que te permita lleva un inventario permanente de las salidas y las entradas diarias de mercancías del almacén. Con anfix para empresas podrás tener todo tu inventario controlado, gestionando un número ilimitado almacenes y de artículos con su imagen y código de barras, tallas y colores, y en especial precios de costes y de venta.
  3. Clasifica y codifica: una buena gestión de stocks pasar por poder localizar las mercancías en el almacén, y para ello es hay que clasificar sí o sí (intentando simplificar al máximo las categorías) para luego representar cada categoría con un código de letras, números, o una combinación de ambos.

Así que desde anfix te ofrecemos una gestión de stock fácil, ordenada y… ¡gratis!

Puedes organizar tus productos por secciones y familias o asignarles las propiedades que quieras como colores, tallas, composición, material, etc. En caso de tener varios almacenes diferentes puedes llevar el control de las existencias de cada producto y asignar las tarifas que quieras a cada uno. Y, por si fuera poco, puedes crear rápidamente facturas a partir de los presupuestos, pedidos o albaranes. Además, las puedes enviar directamente desde la aplicación. ¡Te contamos más aquí!

 

control de stock