3 mitos que te impiden emprender

Mitos emprender

Hoy en día son muchas las personas que quieren emprender pero muy pocas las que llegan a hacerlo. Y seguro que alguna vez se te ha pasado por la cabeza, sin darte cuenta, alguno de los mitos más comunes te impiden emprender.

Su efecto es muchas veces desbastador, eliminando cualquier iniciativa y generando miedos y dudas en nuestra capacidad de ser un emprendedor. Pero también a veces sirven como excusa para mantenerse en una zona de confort, es decir, dentro de una zona de falsa seguridad, para evitar dar el paso de emprender que, al fin y al cabo, implica un riesgo y sobre todo supone realizar cambios importantes en nuestra vida. Si no cuentas con el apoyo de tu familia, tienes cargas económicas importantes o simplemente tienes más miedo que ilusión, te aconsejo que no te dejes llevar por los mitos, no los utilices como excusa y aparca la idea de emprender hasta que hayas solucionado tu situación personal.

Estos son algunos de los mitos más comunes:

  1. Hace falta una gran idea: es uno de los más limitadores. Muchos potenciales emprendedores se pasan meses e incluso años buscando la idea del millón. Y lógicamente nunca la encuentran. Recuerda que no necesitas inventar el nuevo Google, con mejorar lo que hace la competencia ya puedes emprender tu negocio. Muchas veces la clave no está en vender un producto novedoso, sino simplemente dar un mejor servicio o saber comercializarlo mejor.
  2. Tienes que ser un experto en negocios: lo ideal es tener experiencia en el sector en el que vamos a emprender y si se tienen conocimientos en administración de empresas mejor que mejor, pero no hace falta tener un MBA o una titulación en Administración de Empresas para ser emprendedor. De hecho no conozco a ningún compañero de Facultad que se haya lanzado a emprender, y sin embargo conozco muchos emprendedores. Lo importante son las habilidades, es decir tu grado de inteligencia emocional y no tus conocimientos. Además esa falta de experiencia en gestión la puedes sustituir con otro miembro del equipo o con un consultor externo.
  3. Hace falta mucho dinero para emprender: es otro de los mitos más poderosos. Lo más gracioso es que nadie concreta que entiende por mucho dinero. Y se quedan ahí atascados repitiendo esa frase como si fueran un viejo disco rayado. Para afrontar cualquier problema lo primero es definirlo, y refugiarse en el “mucho” implica quedar paralizado. Hoy en día hace falta mucho menos dinero para emprender que hace diez años. Tenemos oficinas para compartir y una tecnología cada vez más barata que nos permite hacer más con menos.

 





programa de facturacion