5 claves para calcular los gastos iniciales de tu negocio

Gastos iniciales de un negocio

Calcular correctamente los gastos iniciales de un negocio es una tarea básica a la hora de emprender.

Muchas empresas y autónomos tienen problemas al poco tiempo de empezar por esta razón: se quedan sin dinero y se ven obligadas a solicitar más financiación, lo que a su vez aumenta sus costes.

Hay que ser muy prudente al hacer previsiones financieras de los gastos iniciales ya que los ingresos, normalmente, llegan más tarde y en menor cantidad de lo que habíamos previsto.

Si no calculamos bien los gastos iniciales nos encontraremos con problemas de liquidez.

Para evitarlo debes de seguir estos 5 consejos:

1. Redacta un buen plan de empresa

Ten en cuenta que el papel (o el Excel si hablamos de previsiones financieras) lo aguanta todo, pero en la vida real las cosas no suelen salir a la primera.

Esto implica gastar dinero más del previsto inicialmente.

Así que puedes doblar los gastos previstos o adaptar el plan de empresa a la realidad del negocio una vez lanzado.

2. Gasto sólo en lo necesario

No deberías realizar todas las inversiones al inicio de tu nuevo negocio. Por ejemplo, no compres más material de oficina del necesario.

Al inicio de lanzar un negocio debes de gastar en aquello que te genere dinero a corto plazo.

Siguiendo este criterio podrás reducir mucho los gastos iniciales del negocio, para que sean acordes a la marcha del mismo. Así las cifras serán acordes a la realidad y necesidades del negocio, y no a previsiones y planes de negocio.

3. Calcula bien tus precios

Calcular correctamente tus precios de es clave para no sólo para posicionarse en el mercado sino que también para saber qué resultados debes obtener para cubrir tus gastos iniciales de negocio.

4. Infórmate de todos los trámites legales que debes realizar

Muchos emprendedores no calculan bien los gastos iniciales de su negocio porque desconocen la cantidad de trámites y burocracia que supone abrir un negocio, sobre todo si realiza la actividad en un local.

Además, adaptarse a leyes como la LOPD supone gastos iniciales que hay que contemplar y que no suelen hacerse en la ideación del negocio.

Por ello, asegúrate de que conoces todos los trámites que tu negocio necesita y, además, el coste que éstos conllevan.

5. Ten en cuenta los gastos de los créditos financieros

A veces, la concesión de un crédito para emprender es el inicio del fin. Los gastos de la operación hacen que obtengamos un importe menor al deseado, y los intereses pueden ir aumentando sino amortizamos el capital o si la tasa de interés es variable.

Así que si solicitas financiación ajena, ten muy en cuenta los intereses dentro de tu previsión de gastos iniciales.





programa de facturacion