5 consejos para negociar con proveedores

Negociar proveedores

Negociar con proveedores es una actividad muy importante en la gestión de negocios donde las compras y la subcontratación son una parte importante del proceso para satisfacer al cliente.

La gestión de proveedores no sólo es fundamental de cara al cliente sino también de cara a la empresa porque son una fuente importante de ahorro de gastos como ya hablamos en el post “Cómo reflotar una empresa reduciendo gastos”. Pero a pesar de la importancia de los proveedores, muchas Pymes no tienen una gestión profesional de éstos y mucho menos se atreven a negociar con ellos. A menudo las empresas trabajan con proveedores durante años y no se molestan en comprobar si éstos les ofrecen el mejor precio, la mejor calidad o el mejor servicio, pero hoy en día el cliente tiene más poder que nunca, por lo que los proveedores no sólo tienen que dar una buena relación calidad – precio, sino anticiparse a las necesidades de sus clientes porque sino corren el riesgo de que la competencia se les adelante. Estos son algunos consejos para una buena negociación:

  1. Haz una lista de tus proveedores: y una vez que la tienes pregúntate, ¿por qué trabajo con este proveedor? ¿Sus precios son acordes a la situación actual del mercado? ¿Cumple los plazos de entrega? ¿Su calidad es la mínima exigida por nuestro cliente?, etc. Básicamente debes de hacerte preguntas de una manera objetiva e imparcial para justificar la relación con cada uno de ellos.
  2. Analiza los ciclos del proveedor: de cara a identificar si es un buen proveedor o no (cuando digo ciclo me refiero al proceso que va desde que se emite el pedido hasta que llega a nuestro almacén u oficina). Así podremos ver en qué debería de mejorar o qué tenemos que exigir a la hora de negociar con proveedores que vayan a sustituirle.
  3. Exige controlar el proceso: un aspecto importante al negociar con proveedores es que nos faciliten poder realizar seguimientos de pedidos. Internet ha hecho más exigentes a los clientes con los plazos de entrega, por eso debemos de reducir demoras y retrasos en pasos del proceso que tendrían como consecuencia incumplir el plazo de entrega con el cliente. Un ejemplo claro son los proveedores logísticos y el seguimiento de pedidos de tiendas online.
  4. Planifica tus necesidades: de cara a comunicárselas a tu proveedor lo antes posible, así podrás negociar aspectos como el precio o el plazo de entrega con mayor antelación, y así evitar pérdidas de tiempo o parada de tus máquinas o trabajadores por falta de materiales o servicios.
  5. Busca un proveedor con recorrido: lo peor que te puede pasar es que encuentres un buen proveedor y que no pueda seguir tu ritmo de crecimiento o expansión. Así que analiza a tu proveedor teniendo en cuenta su capacidad de respuesta y de servicio para situaciones especiales o imprevistas.

anfix.com

 





programa de facturacion