5 ideas para financiar una nueva empresa

recursos financieros

Tu idea no despegará sin saber financiar una nueva empresa, porque por pequeño que vaya a ser el negocio necesita de recursos financieros para lanzarlo y mantenerse en el mercado hasta que sea capaz de financiarse por sí mismo. Una nueva empresa se parece mucho a un niño recién nacido, necesita muchos cuidados y alimentos, lo que se traduce en tiempo y sobre todo dinero. Por eso es fundamental que conozcas bien los medios más habituales para financiar una nueva empresa:

  • Inversores privados: hoy en día es una de las primeras opciones para financiar una nueva empresa por el desarrollo de los business angels en España. Inversores privados que son capaces de asumir más riesgos que un banco, y que además de financiación pueden aportar contactos y experiencia en el sector.
  • Bancos y entidades de crédito: hasta antes de la crisis financiera eran la forma más habitual de financiar una nueva empresa. Pero la restricción en la concesión de financiación y su alto coste hace que sea una opción cara (tanto en coste como en garantías) y difícil. Aunque hay entidades que dependen del Estado que son más accesibles, como los créditos ICO o los préstamos Enisa. De todas formas si te animas a ir a un banco te recomiendo no caer en los errores más típicos al pedir financiación.
  • Socios que participen en el capital: aunque es una forma de financiar una nueva empresa demasiado habitual, la verdad es que si no sabes elegir bien a tus socios te saldrá el tiro por la culata. En especial si son socios que aportan trabajo y no sólo capital. Por eso muchas veces es mejor tener un mal préstamo con el banco que un buen socio dentro de la empresa.
  • Recursos propios del emprendedor: esa forma de financiar una nueva empresa es casi imprescindible por varios motivos. Lo primero de todo porque nadie va a confiar en tu proyecto si tú no lo haces primero. Es decir, un banco o un inversor privado querrá ver, en mayor o menor medida, que aportas parte de la financiación. Y lo segundo porque te dará cierta independencia financiera, que te permitirá poder tomar ciertas decisiones, pagar menos intereses y dividendos, y tener un mayor porcentaje en el caso de que vendas la empresa en el futuro.
  • Recursos ajenos de amigos y familiares: sin duda es una opción para financiar una nueva empresa, pero para mí es la última opción. Porque si tu aventura como emprendedor sale mal, afectará mucho a tu vida familiar y a la de las personas queridas que confiaron en ti. Si tu negocio va mal, tu familia podrá ayudarte. Pero si les metes a ellos también, entonces el problema será mucho mayor y quizás acabe también con tu vida personal.

Tú opinión es muy importante para nosotros, así que te invito a que dejes tus comentarios y opiniones. Y si crees que el post puede ser de utilidad para otras personas, ayúdanos a difundirlo a través de Redes Sociales.





programa de facturacion