6 pasos para refinanciar las deudas de tu empresa

refirnanciar

Refinanciar las deudas está siendo una solución para que las empresas eviten el Concurso de Acreedores, y es que los bancos han sido durante años muy proclives a refinanciar las deudas de las empresas acreedoras, en especial en sectores muy afectados por la crisis como el inmobiliario.

Aún así es una solución de último extremo porque la refinanciación supone aumentar el plazo de devolución del principal adeudado, por lo que el pago de intereses será mucho mayor. A corto plazo se reduce el pago por préstamos y créditos bancarios, pero a largo plazo el gasto por intereses será mucho mayor. Aún así, como te decía, refinanciar las deudas es una solución hasta ahora aceptada por la banca, cuando una Pyme no puede atender sus obligaciones de pago. Los pasos que hay que seguir para refinanciar las deudas de tu empresa, son:

  1. Justificar la imposibilidad del negocio de atender sus obligaciones de pago. Pero justificando que la refinanciación permitirá que el negocio sea viable, porque en caso contrario la Pyme no podría asegurar la devolución de la deuda refinanciada al banco. Recuerda tener en cuenta mis consejos a la hora de solicitar financiación.
  2. Acordar que mientras se negocia la refinanciación la empresa no solicitará más préstamos y el banco no ejecutará las garantías pese al incumplimiento de sus obligaciones. Dado que refinanciar deudas es un proceso largo y complejo, a veces la empresa incumple el calendario de devoluciones del principal. Por lo que según la redacción literal del contrato de crédito o préstamo, sería un incumplimiento que podría conllevar la ejecución de las garantías.
  3. Controlar a otros deudores para que sus acciones de cobro no puedan entorpecer la operación de refinanciar las deudas. Un impago de otro deudor podría poner en peligro toda la operación.
  4. Lectura de las condiciones sobre las cuáles se realizará la operación de refinanciar las deudas. En especial plazos de carencia de principal, en los que no se devolverá el capital sino que sólo se pagarán intereses, también es importante conocer la novación de condiciones. Siendo la más habitual la ampliación del plazo de devolución o el tipo de interés.
  5. Liquidación de las deudas con cargo a la refinanciación. Es decir normalmente se cancelan los importes a refinanciar de las deudas con el nuevo préstamo concedido, que sustituirá a los existentes. Además y para favorecer el plan de viabilidad de la empresa, se suele dejar un saldo de dinero líquido para los gastos corrientes de la empresa.
  6. Firma de los contratos bancarios normalmente en escritura pública ante notario. Por lo que es importante revisar las condiciones pactadas a lo largo del proceso.

 





programa de facturacion