7 cosas a evitar en época de crisis

Evitar en crisis

En economía hay ciclos, por lo que sufrir época de crisis es inevitable si tenemos un negocio. La diferencia entre una gestión con visión estratégica y una que no lo tiene, es la capacidad de la dirección o del emprendedor para convertir una época de crisis en una oportunidad, o al menos ser capaz de sobrevivir a ella, porque tras una época de crisis la competencia es menor y cuando el mercado vuelve a la normalidad la cuota de mercado para los supervivientes puede ser mucho mayor.

Muchas de las grandes empresas del mundo se fundaron e una época de crisis,  por ejemplo Microsoft, que nació durante la crisis del petróleo iniciada en 1973. Por eso es tan importante que sepas cómo afrontar la gestión de una época más mala que buena; para ello puedes seguir estos consejos:

  1. Evita la negación: aunque es una reacción normal y muy humana, como se ha demostrado en la última crisis, acaba afectando a casi todos los negocios. Incluso aunque pienses que estás exento, la duración y virulencia de una crisis puede ser como una larga agonía. Ten en cuenta que las variables económicas están más relacionadas de lo que parecen y que el aspecto psicológico de las personas influye mucho en el consumo o la inversión. Son variables claves para determinar los ingresos de una empresa.
  2. No desatiendas las finanzas: en especial la previsión de tesorería  a corto y medio plazo, porque la mayoría de empresas cierran por falta de liquidez no de negocio. Procura llevar una buena gestión de tesorería, y ten en cuenta el efecto que sobre ésta puede tener una caída de las ventas en época de crisis. También establece presupuestos para ajustar los gastos y reducir el endeudamiento con desinversiones o refinanciaciones. Un buen análisis de la cuenta de resultados se convierte en una tarea básica a realizar de manera continua.
  3. Vigila la comunicación: porque lo peor que puede hacer en una época de crisis es empleados asustados por rumores negativos, o proveedores que desconfíen en nuestra solvencia. Hasta callados comunicamos, así que no des “la callada por respuesta” pero tampoco des más información de la necesaria. Tu objetivo debe ser hacer frente a los rumores y a la información inexacta o incluso falsa que pueda esparcir la competencia.
  4. Establece diferentes estrategias: fija diferentes escenarios (por ejemplo malo, regular o muy malo) para las variables claves como la cifra de ventas y, en base a ello, toma unas medidas u otras cuando se produzcan los escenarios previstos. Pero cuidado, porque eso no significa que tengas que hacerlo de una forma automática; cualquier decisión debe de ser revisada y analizada según las circunstancias de cada momento. Esto es especialmente importante con los proyectos o inversiones cuya decisión de ejecución se tomó antes o al inicio de la época de crisis.
  5. Implanta un sistema de indicadores: al igual que pasa con un vehículo al pilotar una pyme necesitamos un cuadro de mando, es decir, una serie de indicadores representativos de nuestra actividad que con un simple vistazo nos permiten saber cuál es el estado en el que nos encontramos. La contabilidad no es una herramienta adecuada de gestión, por eso es mejor usar indicadores como las ventas de la semana, los pedidos medios, el número de visitas, etc que son fáciles de recopilar y que nos dan mucha información sobre la marcha de tu negocio de un simple vistazo.
  6. Reacciona en su justa medida: porque tan negativo es negarla como tomar decisiones llevado por el miedo, en especial para evitar los rumores internos y externos.
  7. Ten en cuenta el futuro: porque como te decía al principio siempre hay un mañana donde sale el sol. Tras una época de crisis el mercado suele reajustarse pero no desaparecer. A veces el reajuste se traduce en una transformación en toda regla, pero en casos como el sector inmobiliario tras las caídas en época de crisis le siguen importantes subidas una vez superada. Tu labor es intentar adivinar por dónde irá el futuro para así anticiparte y posicionarte lo mejor posible.





programa de facturacion




Comentar

Venga, lánzate y haz el primer comentario. Estamos deseando escucharte.

Hacer un comentario