7 deducciones aplicables en el Impuesto de Sociedades de 2013

DEDUCCIONES IMPUESTO SOC

El Impuesto sobre Sociedades es un tributo que grava el beneficio obtenido por una entidad, de manera similar a la Declaración de la Renta de las personas físicas. Al igual que ocurre también con la Renta, en Sociedades es posible aplicar ciertas deducciones que ocasionan una reducción de los rendimientos, mermando así la cuota a pagar. Algunas de estas deducciones ya se vienen aplicando desde hace varios ejercicios. Sin embargo, otras se aprobaron de manera transitoria para los ejercicios 2012 y 2013, para prorrogarse más tarde a 2014. Veamos cuales son:

1. Deducción por creación de empleo. Las empresas que hayan contratado trabajadores menores de 30 años con un contrato indefinido de apoyo a los emprendedores podrán aplicar una deducción de 3.000 euros, siempre y cuando se trate del primer trabajador contratado.

2. Deducción por contratación de personas con discapacidad. Podrán deducirse entre 9.000 y 12.000 euros por contratar personas discapacitadas siempre y cuando se recojan en un contrato indefinido a jornada completa.

3. Deducción por contratar a un trabajor que estuviera percibiendo una prestación por desempleo en modalidad contributiva. Podrán deducir el 50% del menor de dos importes: de la prestación pendiente por percibir en el momento de la contratación o del equivalente a 12 mensualidades de la prestación reconocida. Para poder aplicar la deducción la empresa deberá tener una plantilla inferior a 50 trabajadores; el trabajador cuya contratación ocasiona el derecho a deducir deberá haber percibido la prestación al menos 3 meses y la modalidad de contrato con el mismo será indefinido de apoyo a emprendedores.

4. Deducción por gastos de formación profesional. La empresa podrá deducir el 1% de lo invertido en formación durante los 2 años anteriores siempre y cuando fuera destinada a habituar a los empleados en la utilización de nuevas tecnologías de la comunicación y de la información.

5. Deducción por inversión de beneficios. Las entidades que adquieran elementos nuevos de inmovilizado en el plazo comprendido entre el inicio del periodo donde se obtienen los beneficios y 2 años posteriores, podrán deducir entre el 5% y el 10% de esas cantidades, siempre y cuando el elemento permanezca 5 años en el patrimonio de la entidad.

6. Deducción por reinversión de beneficios extraordinarios. Las empresas que reinviertan el beneficio obtenido de la transmisión de determinados elementos patrimoniales podrán deducir entre el 2% y el 17% de esa cuantía, siempre y cuando la inversión se realice en un plazo y el elemento adquirido se mantenga de igual modo.

7. Deducción por innovación tecnológica y por protección del medio ambiente. Las entidades podrán deducir el 12% de los gastos de I+D que cumplan la normativa y el 8% de las inversiones destinadas a proteger el medio ambiente.

El 12 de enero de 2013 entró en vigor la aplicación de tipos reducidos para las sociedades de reducida dimensión constituidas a partir de esa fecha y que cumplan una serie de requisitos. Esa reducción podrá aplicarse en el primer periodo impositivo en que la base imponible resulte positiva y el siguiente. Los tipos son los siguientes:

* Para la base imponible comprendida entre 0 y 300.000 euros se aplicará un tipo del 15%.
* Para la base imponible restante se aplicará un tipo del 20%.

Es conveniente consultar las deducciones a las que se tiene derecho para evitar pagar un impuesto mayor del que corresponde.





programa de facturacion