7 trampas del pequeño comercio

Trampas peq comercio

Para el pequeño comercio de autónomos también existen trampas, a pesar de ser una de las actividades más tradicionales del mundo de los negocios, en especial si eres nuevo en la actividad, porque el emprendedor tiene otras trampas que sumarían a las propias de un comercio.

En los últimos años Internet ha transformado el mundo de los negocios, sobre todo con la aparición del comercio online pero el comercio tradicional sigue cometiendo muchos errores quizás porque, al igual que la hostelería, es una salida típica a la hora de emprender. Muchas veces la falta de profesionalidad, formación y experiencia hace que se caigan en las trampas del pequeño comercio, y digo pequeño por que todavía, y a diferencia del grande, siguen pensando que con subir la reja los clientes entrarán solos. Y es que el mundo ha cambiado mucho, y no sólo por Internet y las nuevas tecnologías sino por la creciente oferta y competencia. Por eso, si quieres que tu pequeño comercio sobreviva en el mercado muchos años, no debes caer en las siguientes trampas:

  1. No fijar horarios acordes al cliente: el horario comercial es muy relativo, por eso debes de fijarlo en base a las necesidades de tu cliente y para ello hay que conocer muy bien sus hábitos.
  2. No vigilar las obras: ya sea por planes urbanísticos municipales como por acuerdos de la comunidad, a veces nuestro comercio puede sufrir el efecto de las obras: calles cortadas, suciedad, escaparates tapados por andamios, etc. Si no puedes evitarlas al menos haz una promoción u oferta llamativa para no perder a tu clientela fija.
  3. Depender de un único proveedor: es muy peligroso, sobre todo en el comercio online, porque en Internet los clientes aún son más exigentes con los plazos de entrega. Además dependerás de la política de precios que quiera fijar el proveedor.
  4. Ahorrar en seguridad: depende del tipo de comercio, pero siempre estarás expuesto a robos, tanto con violencia como sin ella, por lo que invertir en cámaras de seguridad, alarmas, o detectores para las puertas, tampoco es una mala idea. Además no olvides contratar un buen seguro que cubra cualquier riesgo tanto con tu local como con el contenido. Ahorrar en seguros te puede salir muy caro, incluso suponer el cierre, si se produce un siniestro.
  5. No diferenciarse: es una de las trampas más típicas y peligrosas en el comercio. Si no compites en marca lo haces en precio y en ese caso lo tienes muy difícil, por no hablar del comercio online.
  6. No cuidar el espacio: tener un local con un buen diseño y un buen escaparate son tácticas básicas para cualquier comercio de cara a poder aumentar tus ventas con el merchandising o con el boca a boca.
  7. Falta de personal cualificado: muchas veces es el propio propietario el que realiza todas las funciones y salvo que tenga mucha experiencia será una gran trampa, por eso para emprender en negocios que no se conocen lo mejor es una franquicia y a ser posible sin canon. A veces se recurre a personal de confianza, incluso familiares, en vez de a profesionales capacitados tanto en conocimientos como en habilidades comerciales, al igual que pasa en la hostelería.

 





programa de facturacion