Aprobada la esperada Ley de Segunda Oportunidad

Ley segunda oportunidad aprobada

Hace unos días, el gobierno aprobaba el Real Decreto Ley 1/2015 de 27 de febrero, que contiene la esperada ley de Segunda Oportunidad. Como su nombre indica, la Ley pretende dar una segunda oportunidad para que los autónomos y las familias en crisis paguen sus deudas sin perder todo lo que tienen. Para ello se contemplan diversas medidas que ya hemos comentado en anteriores artículos pero que resumimos a continuación a modo de repaso.

Medidas introducidas por la Ley de Segunda Oportunidad

1.- Se amplían y flexibilizan los acuerdos extrajudiciales de pagos. Es decir, los deudores tendrán más opciones para negociar el pago de sus deudas antes de ir al juzgado. Los particulares también podrán acceder a estos acuerdos, además de las empresas.

2.- En segundo término, se mejora también el Código de Buenas Prácticas, un código de adhesión voluntaria para las entidades financieras que pretende ayudar a las personas que no pueden hacer frente al pago de sus hipotecas mediante una reestructuración de la deuda o la dación en pago de las mismas.

3.- El deudor que se declare en concurso podrá librarse de las deudas que no haya podido pagar una vez éste finalice, siempre y cuando haya actuado de buena fe. Esto se entenderá así cuando haya liquidado su patrimonio para pagar las deudas o haya intentado llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos. También se exigirá como prueba de buena fe que o se haya endeudado debido a malas prácticas o a conducta culpable.

Si no hubiera intentado un acuerdo extrajudicial de pagos, el deudor tendrá que satisfacer los créditos contra la masa (créditos generados durante el procedimiento concursal), los créditos concursales privilegiados (hipotecas, Hacienda, Seguridad Social) y el 25% de los créditos concursales ordinarios (resto de deudas existentes hasta la declaración del concurso).

Si esto no fuera posible, deberá someterse a un plan de pagos durante los 5 años siguientes para quedar exonerado de sus deudas.

En realidad estas medidas ya existen. Lo que anuncia la Ley es una flexibilización de las mismas, pero todavía está por concretar en qué va a consistir exactamente.





programa de facturacion