Aprobada la Reforma Fiscal 2015: cambios en la base general

Ref fiscal base general

El gobierno acaba de publicar la anunciada Reforma Fiscal 2015, que reúne un compendio de medidas que hemos ido tratando en profundidad en diversos artículos, desde que se anunció el proyecto de ley en el primer semestre del año. Los cambios son, fundamentalmente, los mismos que se habían anunciado. Los resumimos a continuación:

Nueva escala de gravamen general

* Disminución del número de tramos de la base imponible general, pasando de los 7 actuales a 5 y reducción de los tipos marginales aplicables. La rebaja es progresiva y se completará en el año 2016. Nueva escala:

Captura de pantalla 2014-12-01 a la(s) 17.03.04

Se eleva el umbral mínimo de tributación hasta 12.000 euros

* Se minoran los tipos de retención e ingresos a cuenta, minoración que continuará en 2016. Se establecen tipos más reducidos para los administradores de pequeñas entidades y se reducen las retenciones a profesionales.

Cambios en los mínimos

Se elevan los mínimos correspondientes a los siguientes conceptos:
* Mínimo personal, que pasa de 5.151 a 5.550 euros.
* Mínimo en función de la edad: los mayores de 65 años incrementarán este mínimo en 1.150 euros anuales (frente a los 918 anteriores )y los mayores de 75 años en 1.400 euros anuales (frente a los 1.122 que se venían aplicando).
* Mínimo por descendientes: por el primer hijo es de 1.836 euros y pasará a ser de 2.400 euros, por el segundo se pasará de 2.040 a 2.700 euros anuales, por el tercero, de 3.672 a 4.000 euros anuales y por el cuarto y siguientes, de 4.182 a 4.500 euros. El mínimo por descendientes menor de tres años, el mínimo por ascendientes y el mínimo por discapacidad también se incrementan.

Los contribuyentes que trabajen y tengan ascendientes, descendientes o discapacitados a su cargo o tengan familia numerosa, podrán aplicar una deducción similar a la de maternidad, de 1.200 euros anuales por cada una de estas situaciones. El límite es por persona y puede acumularse. También puede solicitarse el cobro anticipado, a razón de 100 euros mensuales, tal como ocurre con la deducción por hijo a cargo.

Cambios en las deducciones

* Los contribuyentes que obtengan rentas del trabajo podrán añadir el importe fijo de 2.000 euros a los gastos deducibles (actualmente se deducen las aportaciones a sindicatos y colegios profesionales, a la Seguridad Social o mutualidades, derechos pasivos, o gastos de defensa jurídica).

* La reducción por obtención de rendimientos del trabajo que se aplicaba hasta ahora de manera general (cuyo importe oscilaba entre los 2.652 y los 4.080 euros anuales) pasa a ser exclusiva de los que obtengan rentas del trabajo inferiores a 14.450 euros anuales y no tengan rentas de otra naturaleza de importe superior a 6.500.

* Se suprime la deducción por alquiler, homogenizando el tratamiento fiscal de la vivienda habitual entre alquiler y propiedad, y articula un régimen transitorio para los alquileres de vivienda efectuados con anterioridad a 2015, que podrán seguir practicando la deducción hasta que venza su contrato.

En cuanto al propietario, la reforma fiscal le reconoce el beneficio actual de poder reducirse el 60% de los rendimientos obtenidos. Sin embargo, se elimina la reducción que ahora existe por el 100% del cobro del alquiler cuando el inquilino es menor de 30 años y sus ingresos no superan el IPREM.

* Se modifica la exención aplicable a las indemnizaciones por despido (límite exento 180.000 euros) y la cesión gratuita de acciones a los empleados.

* Pasa al 30% el porcentaje de reducción aplicable a los ingresos con periodo de generación superior a dos años u obtenidos de forma irregular (indemnizaciones por despido, rescates de productos de ahorro…). La cuantía del rendimiento a la que se aplique la reducción no podrá superar los 300.000 euros al año. Hasta ahora la reduccción era del 40%. Esto supone que se paga por un importe mayor (el 70% y antes por el 60%) pero a unos tipos menores.

* Se modifica el límite de deducción para las aportaciones a planes de pensiones. Pasa a ser la menor de 2 cantidades:
– 8.000 euros al año (hasta ahora eran 10.000)
– El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.





programa de facturacion