Arranca la campaña de Renta 2014. Y tú, ¿tienes que presentar declaración?

Rentaquién

Un año más se inicia la campaña de Renta. Esta vez la correspondiente al ejercicio 2014. Con todas las novedades tributarias que han surgido desde finales del pasado año, conviene dar un repaso al impuesto para ponernos al día. En este artículo y los siguientes vamos a dar respuesta a las preguntas que puede hacerse cualquier contribuyente, tales como: ¿tengo que presentar la Declaración de la Renta? ¿Qué hago, Declaración de la Renta ordinaria o borrador?

Para saber si estamos obligados a presentar la Declaración de la Renta, hay que analizar qué tipo de rendimientos hemos obtenido y cuál es su importe. Los rendimientos se clasifican en grupos y cada grupo tiene un límite, por lo que no caigamos en el error de atender solo a nuestros ingresos por salarios, ya que hay muchas otras circunstancias que pueden obligarnos a declarar.

Quién tiene qué presentar la Declaración de la Renta 2014?

Están obligados a declarar las personas residentes en España, es decir, que hayan permanecido en 2014 más de 183 días en nuestro país, siempre y cuando perciban alguna de las rentas siguientes:

1.- Rendimientos del trabajo personal, superiores a 22.000 euros anuales procedentes de un solo pagador.
Si existen varios pagadores (aunque uno de ellos sea la Seguridad Social o el INEM) o si se han cobrado pensiones compensatorias o anualidades por alimentos, rendimientos del trabajo sometidos a un tipo fijo de retención o el pagador no está obligado a retener, habrá que presentar declaración si superan los 11.200 euros.

Entran en este apartado los sueldos y salarios, las prestaciones por desempleo o por incapacidad, las aportaciones de la empresa a planes de pensiones de los trabajadores y las pensiones de jubilación, entre otros.

2.- Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta que superen el límite conjunto de 1.600 euros anuales. Se encuentran entre los rendimientos del capital mobiliario los dividendos, intereses de cuentas o de productos financieros o cantidades derivadas de seguros de vida o invalidez.

3.- Alquileres de inmuebles o rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial que superen el límite conjunto de 1.000 euros anuales. Los inmuebles propiedad del contribuyente que no están alquilados y que no constituyen su vivienda habitual generan una renta a efectos fiscales de entre el 1,1% y el 2% del valor catastral. Esto es lo que se llama una renta imputada.

4. Pérdidas patrimoniales superiores a 500 euros.

5.- Rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas o ganancias patrimoniales superiores a 1.000 euros anuales en conjunto. Por ejemplo, si yo vendo unas acciones y gano más de 1.000 euros, tendré que declarar, aunque el importe de mi nómina no me obligue a hacerlo.

Hay que tener en cuenta que los ingresos que no proceden de salarios se toman en límite conjunto. Es decir, si yo en el punto 2 he cobrado 1.000 euros de dividendos y 800 euros de intereses de cuentas y valores, tendré que presentar la declaración porque la suma de ambas rentas supera los 1.600 euros.

Lo mismo ocurriría si tengo imputaciones de rentas al ser propietario de varios inmuebles vacíos por valor de 200 euros pero también he cobrado rendimientos de letras del tesoro por importe de 900 euros. Ambos superarían el límite conjunto de 1.000. Estas situaciones obligarían a declarar, independientemente de que el importe de los salarios no llegue a los límites. Es importante tener esto en cuenta, porque a menudo tan solo prestamos atención a los rendimientos del trabajo o de actividades económicas y hay muchas otras circunstancias que conllevan la obligación de presentar declaración.

Aunque no tengan obligación de declarar, todos los contribuyentes que tengan derecho a recibir una devolución tienen que confirmar el borrador o presentar la declaración para obtener su devolución.





programa de facturacion