Asegura tus cobros con un seguro de crédito

seguro cobros

El seguro de crédito es un gran desconocido entre buena parte de los emprendedores y negocios. Cobrar una venta es casi más importante que cerrarla, porque así no perderás dinero por la prestación del servicio o la venta del producto. Tampoco tendrás que desembolsar el pago de los impuestos correspondientes. Los impagos de clientes son una de las fuentes principales de cierre de empresas, en especial en épocas de crisis económicas. Y el seguro de crédito es una solución que va cogiendo cada día más adeptos. Porque se puede cubrir el riesgo de impago para ciertos clientes, o las ventas del mercado exterior. El seguro de crédito viene a cubrir uno de los activos más importantes en términos financieros: nuestros derechos de cobro fruto de las operaciones comerciales del negocio. Al igual que aseguramos oficinas y naves en caso de incendio, podemos asegurar el cobro de nuestras facturas.

Un seguro de crédito básicamente es una póliza de seguros con una serie de coberturas, algunas fijas y otras opcionales, que en caso de insolvencia total o parcial de los clientes te indemniza con una parte proporcional a dicha pérdida del crédito comercial. Como puedes ver el contar con un seguro de crédito te puede ayudar a crecer en nuevos mercados o clientes, al reducir el impacto financiero que tendría un impago sobre tu negocio. En el seguro de crédito, al igual que en cualquier otro, hay que pagar una prima en forma de porcentaje sobre la cifra de créditos a asegurar, que es el precio por la cobertura. Su cálculo dependerá de diferentes factores, como por ejemplo el tipo de riesgo, su probabilidad de ocurrencia, el volumen de ventas asegurado, etc. Como puedes ver su funcionamiento es igual al de otros seguros que puedes haber contratado con anterioridad, siendo el más habitual el seguro obligatorio del coche o el seguro del hogar.

Lo que es muy importante que entiendas, es que no es en sí una forma de financiación como por ejemplo el factoring o el descuento de efectos comerciales. El seguro de crédito es una cobertura de un riesgo que tiene una probabilidad de ocurrir, pero cuyo suceso no es cierto. Por eso en el seguro de crédito no hablamos de intereses, porque no es una entidad financiera la que realiza la operación, sino una compañía aseguradora. Y al no haber intereses, tampoco hablamos de plazos a financiar. Pero de todas formas el seguro de crédito tiene ciertas ventajas comunes a otras fuentes de financiación:

  • Mejora el flujo de caja y por lo tanto la liquidez del negocio.
  • Ayuda al crecimiento del negocio a través de nuevos mercados o clientes.
  • Facilita el acceso a la financiación bancaria, al reducir el nivel de endeudamiento y mejorar la liquidez de la empresa.
  • Permite reducir el volumen de gastos financieros por intereses, que pueden variar según la situación del mercado bancario, al convertirlo en un gasto fijo por la prima.

 

Tú opinión es muy importante para nosotros, así que te invito a que dejes tus comentarios y opiniones. Y si crees que el post puede ser de utilidad para otras personas, ayúdanos a difundirlo a través de Redes Sociales.





programa de facturacion