Autónomo, ¿eres un adicto al trabajo?

Adiccion al trabajo
Ser un adicto al trabajo es algo habitual entre los autónomos, sobre todo al principio. Emprender es un trabajo de 24 horas, pero eso no quiere decir que haya que estar todo el día al pie del cañón.
No coger días de descanso o aumentar sin motivo la duración de la jornada laboral son síntomas básicos de un adicto al trabajo. El diagnóstico es más difícil de lo que parece, porque al principio las tareas del emprendedor son múltiples, y las jornadas iniciales interminables. De hecho muchas veces el emprendedor descubre el verdadero problema tras sufrir otras dolencias como estrés, fatiga crónica o insomnio; y siempre después de haber negado su adicción con frases como: “es que todo depende de mí“, “el cliente no puede esperar” o “ya descansaré cuando la empresa acabe de arrancar“.
Cierto es que no hay nada malo en ser ambicioso, trabajador y querer alcanzar el éxito profesional pero… ¿sabías que así es más probable que tengas problemas cardíacos? En España existe una cultura que tiende a valorar más a los trabajadores que dedican un mayor número de horas, y eso suele trasladarse también a las creencias del emprendedor. La verdad es que un emprendedor tiene que saber gestionar aún mejor su tiempo, para así ser más productivo, porque ser un adicto suele provocar una menor productividad.
Recuerdo el caso de un emprendedor que decía “no pienso descansar ni un sólo día hasta que sea millonario”. El cansancio acumulado no sólo le provocó una menor capacidad para memorizar, sino que además un menor entusiasmo y, aunque no parezca importante, el entusiasmo es fundamental para vender y liderar un equipo.
Y ahora, si quieres saber si eres un adicto al trabajo comprueba si te sientes identificado con las siguientes afirmaciones:
  • Hago más cosas de las que puedo asumir.
  • Mi familia me pide que no trabaje tanto.
  • Me siento mal si no estoy trabajando.
  • Me siento nervioso casi todo el día.
  • Casi no tengo días de descanso.
  • Nunca logro desconectar.
  • Me llevo trabajo a casa.

Recuerda: para tu éxito como autónomo emprendedor debes combinar días de descanso con días de trabajo. Aprovecha esos días para hacer ejercicio y pasar tiempo con tu familia y seres queridos, olvídate del trabajo un día completo. Pero además de descansar los fines de semana, es recomendable hacer alguna escapada cada dos meses, además de dos o tres semanas en verano. Sólo así permitirás que tu cuerpo y tu cerebro descansen y recarguen las energías que necesitas como emprendedor.New Call-to-action