Bonificaciones para las empresas que reduzcan los accidentes laborales

bonificaciones accidentes laborales

Desde el año 2010 las empresas que inviertan en la prevención de riesgos laborales pueden beneficiarse de una bonificación en las cotizaciones por contingencias profesionales. Este incentivo se renueva cada año, para premiar la contribución empresarial a la disminución y prevención de la siniestralidad laboral. La inversión debe ser demostrable y cuantificable en medidas concretas. Se podrán beneficiar de esta ayuda todas aquellas compañías que coticen por contingencias profesionales a la Seguridad Social, tanto si estas están cubiertas por una mutua o por una entidad gestora.

El BOE del pasado 8 de junio fijaba los plazos de presentación de las solicitudes referentes a 2014. El plazo de presentación de las solicitudes de las empresas a las entidades gestoras o mutuas será hasta el 30 de junio y el de remisión por éstas a la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social de los informes-propuesta hasta el 15 de agosto. Es la mutua la que realiza la valoración inicial para luego remitir los trámites a la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social.

Requisitos para acceder a las bonificaciones

Los requisitos generales para acceder a las bonificaciones son los siguientes:
* Haber realizado en el periodo inversiones, debidamente documentadas y determinadas cuantitativamente, en instalaciones, procesos o equipos en materia de prevención de riesgos laborales que puedan contribuir a la eliminación o disminución de riesgos.
* Haber cotizado a la Seguridad Social durante el periodo de observación con un volumen total de cuotas por contingencias profesionales superior a 5.000 euros.
* Estar al corriente con la Seguridad Social.
* Que la empresa no haya sido sancionada por infracciones graves en relación a la prevención de riesgos o en temas de Seguridad Social.
* Que tenga bajos índices de siniestralidad.
* Cumplir con todos los requisitos legales en materia de prevención de riesgos laborales y acreditarlo mediante una autodeclaración (modelo incluido en el real decreto), la cual deberá ser conformada, en su caso, por los delegados de prevención, o acompañada de sus alegaciones a la misma.
* Haber realizado inversiones en “instalaciones, procesos o equipos en materia de prevención de riesgos laborales que hayan contribuido a la eliminación o disminución de riesgos”.

La cuantía de esta bonificación puede llegar hasta el 5% del importe de las cuotas por contingencias profesionales de cada compañía durante el periodo de observación que pueden llegar al 10% en el caso de que los tiempos de observación sean consecutivos y en el anterior se haya recibido el incentivo.

Cuando las empresas de pequeño tamaño cumplen con lo descrito anteriormente y no alcanzan el mínimo de 5.000 euros, la bonificación tendrá como máximo un límite de 250 euros para el primer periodo de observación, subiendo hasta los 500 euros en los siguientes periodos.





programa de facturacion




Comentar

Venga, lánzate y haz el primer comentario. Estamos deseando escucharte.

Hacer un comentario