Calendario fiscal Marzo

calendario fiscal marzo

El calendario fiscal del mes de marzo tiene dos fechas señaladas, el día veinte y el treinta y uno, si bien para autónomos y pymes sólo hay que destacar la última.

El día veinte finaliza el plazo de presentación e ingreso para las grandes empresas de las retenciones e ingresos a cuenta de rendimientos del trabajo, actividades económicas, premios y determinadas ganancias patrimoniales e imputaciones de renta, ganancias derivadas de acciones y participaciones de las instituciones de inversión colectiva, rentas de arrendamiento de inmuebles urbanos,
capital mobiliario, personas autorizadas y saldos en cuentas.

También la autoliquidación del IVA para las empresas acogidas a la devolución mensual; la declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias de las grandes empresas; los impuestos sobre primas de seguros; y los impuestos especiales de fabricación.

Hasta el día treinta y uno se podrán presentar la declaración informativa anual de operaciones realizadas por empresarios o profesionales adheridos al sistema de gestión de cobros a través de tarjetas de crédito débito; la declaración anual de imposiciones, disposiciones de fondos y de los cobros de cualquier documento; la declaración informatica de valores, seguros y rentas; la declaración anual de detarminadas rentas obtenidas por personas físicas residentes en otros Estados miembros de la Unión Europea y en otros países y territorios con los que se haya establecido un intercambio de información y el Impuesto sobre la electricidad.

Plazos de interés para autónomos y pymes

Más allá de todos estos trámites, el día treinta y uno es importante para autónomos y pymes por dos motivos. En primer lugar porque finaliza el plazo de presentación del modelo 720, de bienes en el extranjero, y porque también termina el plazo para acogerse al nuevo criterio de caja del IVA.

El modelo 720 es una declaración informativa sobre los bienes que los obligados tributarios, personas físicas o jurídicas, poseen en el extranjero y cuyo valor a 31 de diciembre del año anterior supere los cincuenta mil euros. En 2013 se instauró esta obligación, que han de cumplir aquellos que no habiéndola presentado anteriormente dispongan de bienes fuera de España que alcancen este valor. Si se hubiera presentado el año anterior sólo se estará obligado a hacerlo de nuevo si se produjera una variación en la valoración de los bienes superior a veinte mil euros o si se ha dejado de ser titular de alguno de los bienes declarados.

En cuanto al IVA de caja, cuando se aprobó la norma el Gobierno estableció que aquellos interesados en aplicarla deberían solicitarlo a lo largo del mes de diciembre del año pasado. Sin embargo posteriormente se decidió ampliar este plazo hasta el 31 de marzo. Por tanto aquellos que no se hubiera acogido al IVA de caja en el plazo ordinario podrán hacerlo todavía durante este mes. Recordemos que el criterio de caja del IVA es aquel que permite declarar el IVA de ingresos y gastos en función de la fecha de cobro/pago de las facturas en lugar de en la fecha de emisión.





programa de facturacion