Cómo actuar en caso de accidente laboral

accidente laboral

Muchas veces el empresario desconoce cómo tiene que actuar cuando un trabajador tiene un accidente laboral. Los accidentes que se producen en el trabajo tienen un tratamiento diferente a los producidos en el hogar o en el desarrollo de actividades de ocio. Los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales se gestionan a través de las Mutuas, entidades que colaboran con la la Seguridad Social prestando atención sanitaria a trabajadores y autónomos. Las Mutuas están bajo la dirección y tutela de la Seguridad Social y precisan de su autorización para poder funcionar.

Pasos a seguir en caso de accidente laboral

En primer lugar, cabe puntualizar que un accidente sufrido mientras el trabajador se desplaza de su domicilio al centro de trabajo se califica de accidente de trabajo. Sería igual que si se produjera en el desarrollo de la labor profesional dentro de la jornada laboral. En este caso, el accidentado debe dirigirse directamente a la Mutua y no al centro de salud.

Si por alguna causa no pudiera acudir a la Mutua, podría dirigirse a un centro de salud de la Seguridad Social. A continuación tendría que remitir a la Mutua el informe recibido del profesional sanitario detallando la asistencia recibida. La empresa debe cubir el Parte de Accidentes de Trabajo y comunicarlo a la Mutua en el plazo de cinco días. Si el accidente o enfermedad fuera grave, el plazo serían 24 horas. En el caso del autónomo será él mismo quién realice la comunicación.

Si a consecuencia del accidente el trabajador causara baja, recibirá un parte médico de incapacidad que deberá remitir a la empresa en el plazo de 3 días. Al cuarto día de la baja se extenderá el primer parte de confirmación. Se emitirán partes sucesivos cada 7 días. La Mutua realizará todas las pruebas médicas y revisiones que sean necesaria y determinará el momento en que el trabajador puede ser dado de alta.

Si el trabajador tiene un accidente no laboral se dirigirá a la Seguridad Social para su tratamiento. En caso de baja, la Mutua podrá citarlo, tal como ocurre con los accidentes de trabajo, para realizarle pruebas complementarias. También podrá hacer una propuesta de alta médica si lo considera oportuno, aunque ésta tendrá que ser autorizada por la Seguridad Social. De este modo, las Mutuas pretenden evitar que las bajas por enfermedad común se alarguen indebidamente a causa de la demora del Servicio Público de Salud en realizar las pruebas necesarias.

Las atribuciones de las Mutuas son cada vez mayores, con la finalizad de agilizar la reincorporación del trabajador a su puesto en el menor tiempo posible. También se ocupan de abonar las prestaciones de incapacidad a través del pago delegado.accidente la





programa de facturacion