Cómo analizar el lenguaje no verbal en una entrevista de trabajo

Lenguaje no verbal entrevistas

Al realizar una entrevista de trabajo el objetivo es saber si el candidato es adecuado para cubrir el puesto. Muchas veces el CV no da la información que necesitamos, y es que la clave puede estar en conocer la realidad del candidato, en especial en la parte de su inteligencia emocional.

En ocasiones, los pequeños negocios no recurren a profesionales de la selección de personal, por lo que puede que no elijan a la persona correcta para un puesto, lo que además de ser un gasto en tiempo y dinero puede dar muchos quebraderos de cabeza. Por eso no es suficiente saber evitar los errores más frecuentes al realizar una entrevista de trabajo, como por ejemplo no revisar el CV o dejar al azar el cuestionario de preguntas, sino que muchas veces la clave es saber analizar el lenguaje no verbal del candidato.

La mayor parte de la comunicación no es verbal, por lo que debemos de prestar mucha atención a los gestos y sobre todo ver si guardan coherencia con lo que dice, verbalmente y por escrito, en su CV o carta de presentación. Para ello es fundamental que dejes que el 80% de la entrevista de trabajo la lleve el candidato y, la manera de hacerlo es utilizar las preguntas abiertas para indagar y hacer que el entrevistado hable mucho durante el encuentro. Por ejemplo puedes usar preguntas como: ¿Te costó adaptarte a la situación o puesto? ¿Cuáles eran tus prioridades diarias?

En cuanto a lo que tienes que observar del lenguaje corporal del candidato durante la entrevista de trabajo, es:

  • Una postura recta implica seriedad y atención, con las piernas o brazos cruzados implica defensa.

  • La cabeza hacia un lado al escuchar implica interés, hacia abajo y mirada hacia el interlocutor implica desaprobación.

  • Dedos de la mano entrelazados implican seguridad y  autoridad.

  • Copiar los gestos del entrevistador de forma consciente es una manera de intentar caer bien o dar a entender que hay sintonía.

  • Rascarse el cuello o tocarse la oreja o la nariz al preguntar implica duda.

Es fundamental que al analizar el lenguaje corporal observes los gestos de forma conjunta y en su contexto porque difieren según la cultura y el país. Las partes más relevantes para el análisis son la cara por la expresividad de los ojos, y las manos por su movilidad.

¡Y ahora, a no perder detalle! 😉





programa de facturacion