Cómo captar clientes para tu asesoría con paid media

como atraer a nuevos clientes

Una buena forma de darle un impulso a tu estrategia de marketing digital es a través de las campañas de paid media. El paid media incluye todos los anuncios en medios ajenos y que requieren, además, una inversión de dinero.

Una campaña de paid media es, por ejemplo, un anuncio en Facebook, un tweet patrocinado o un anuncio en Google.

Cada año crece la inversión en estos soportes dentro del territorio español. Y es que son una herramienta de gran utilidad para cualquier negocio que quiere hacerse ver y conseguir clientes.

Las campañas de paid media te ayudarán, principalmente, a llevar más tráfico a tu web y llegar a potenciales clientes.

Además, cuentan con una serie de ventajas con respecto a las campañas en medios tradicionales:

  • No hay que hacer una inversión grande de dinero. Un anuncio en la televisión o en la radio costará una fortuna, pero en Facebook puedes invertir exactamente la cantidad que tú quieras.
  • Sabrás con certeza el público al que vas a impactar. En la televisión, por ejemplo, eliges unas franjas horarias y una serie de programadas… pero no sabes realmente quién está viendo el anuncio. En Facebook o en Twitter puedes detallar quién quieres que vea el anuncio en base a diferentes parámetros muy concretos (intereses, empleo, educación).

Para explicar cómo puedes ganar clientes para tu negocio a través del paid media vamos a diferenciar entre campañas en redes sociales y campañas con Google Adwords (la red de anuncios de Google).

Publicidad en redes sociales

Para empezar a lanzar campañas en redes sociales debes elegir, en primer lugar, una plataforma y crear tu cuenta de anunciante. Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin permiten crear tus propias campañas de anuncios.

Tu campaña de paid media debe estar alineada con los objetivos de tu estrategia de marketing. Estos serán, principalmente, dos:

  1. Enviar tráfico a tu web o al blog de tu asesoría.
  2. Conseguir el contacto de potenciales clientes.

Dependiendo de cuál sea tu objetivo elegirás un formato de anuncio u otro. Por ejemplo, si lo que quieres es el contacto (nombre y teléfono) de un posible cliente entonces utilizarás un formato de generación de leads. Si, en cambio, quieres conseguir tráfico entonces deberás elegir un tipo de anuncio en el que al hacer clic, en cualquier parte del mismo, se abra automáticamente otra ventana con la URL que hayamos determinado.

Facebook, Twitter, Instagram… ponen a disposición de los anunciantes una guía de formatos que deberás leer antes de elegir el adecuado para ti.

Una vez tienes claro el formato has de elegir el público al que quieres dirigirte. Esta es una de las ventajas con respecto a la publicidad tradicional, ya que puedes segmentar tus anuncios por sexo, edad, ubicación geográfica, intereses declarados, idioma…

Dedica tiempo a pensar quién es tu público potencial y haz pruebas. El éxito de una campaña en redes sociales tiene mucho que ver con cómo ha sido segmentada.

El siguiente paso será introducir el presupuesto del que disponemos, el rango de fechas de la campaña y por qué queremos que se nos cobre. Es decir, si pagaremos por los clics, las impresiones, etc. Cada formato tiene su propio nombre:

  • CPC: coste por clic.
  • CPM: coste por mil impresiones.

Normalmente, te interesará pagar más por los clics que recibe tu anuncio ya que está más relacionado con tus objetivos de tráfico o contactos. El CPM es más interesante si estuvieras trabajando una campaña de branding, donde quieres que mucha personas vean tu anuncio.

Imaginemos que hemos elegido que vamos a pagar a CPC, deberemos decirle a la herramienta cuánto estamos dispuestos a pagar por cada clic. A esto se le llama fijar la puja.

¿Cómo funciona el sistema de pujas?

El anunciante, en este caso tú, establece un precio máximo. La plataforma, automáticamente, valora las pujas y la relevancia de todos los anuncios que están intentando salir en ese momento en el muro de los usuarios.

Esto no quiere decir que vayas a pagar por todos tus clics la cifra que hayas indicado; el precio final se establecerá en función de cuántos anunciantes haya en ese momento y cuál haya sido su puja. Por ejemplo, es habitual que en Navidad, cuando aumenta el volumen de campañas, se incremente también el coste por clic.

Por tanto, tu CPC medio puede variar dependiendo de la época del año y del tipo de campaña que estés lanzando.

Con todos estos pasos ya casi habrás configurado tu campaña de paid media. Sólo te quedará crear el anuncio en sí. Este, normalmente, se compone de una imagen o un vídeo, un enlace y un texto.

Presta atención a las indicaciones que te ofrece la herramienta en cuanto al tamaño de las imágenes y los caracteres del texto. Si no cumples las normas, es posible que tu anuncio no se apruebe.

Publicidad en Google Adwords

Además de las campañas en redes sociales, también puedes anunciarte dentro de la red de Google. Para ello tendrás que crear tu cuenta de anunciante y elegir qué tipo de campañas quieres hacer. Existen dos opciones:

  • Lanzar una campaña de anuncios en la red de búsqueda; es decir, en las primeras posiciones de Google.
  • O crear una campaña de banners en los espacios de Google (pueden ser páginas web, blogs…).

En el primer caso, aparecerá tu anuncio cuando un usuario busque ciertos términos. Por ejemplo: asesoría financiera, asesor contable… Estos los eliges tú y pujas, igual que ocurre en redes sociales, por ellos.

Puedes utilizar el planificador de palabras clave de Google Adwords para saber qué palabras clave utilizar y cuánto se está pagando actualmente por ellas. Además, te dará ideas de términos relacionados.

Piensa muy bien cuál será tu estrategia de palabras clave. Puedes ponerte en el lugar del usuario y pensar qué buscarías en Google si estuvieras interesado en adquirir tus servicios. Lo ideal es encontrar una palabra clave que te describa, que tenga muchas búsquedas pero poca gente está pujando por ella.

Una de las ventajas de Google Adwords es que sólo pagarás cuando los usuarios hagan clic en tu anuncio y puedes limitar el presupuesto diario.

A la hora de crear el anuncio sé breve (hay límite de caracteres) y directo. Crea diferentes textos y vete viendo cuál funciona mejor.

Si quieres optar por una estrategia de banners, deberás tener en cuenta dos cosas:

  • El tipo de sitios en el que quieres aparecer. Piensa qué tipo de webs o blogs puede visitar tu público potencial y elígelos según las categorías que te ofrece Google. Por ejemplo: blogs sobre finanzas, medios de comunicación…
  • Los banners que vas utilizar. Ten en cuenta el tipo de medidas que te indica Google para que se ajusten a los espacios reservados y trata de introducir la información necesaria sobre tus servicios.

Igual que en la campaña de búsqueda, deberás indicar cuánto estás dispuesto a pagar por clic y competirás con el resto de anunciantes por ese espacio.

Este tipo de campañas son bastante sencillas de lanzar pero deberás tener ciertas nociones de diseño para crear los banners.

Prueba y error

Tanto en redes sociales como en Google Adwords, tendrás que ir probando y aprendiendo de los errores. Por eso, es muy importante que sepas interpretar los resultados que te ofrecen las plataformas y sacar conclusiones.

Después de cada campaña dedica un tiempo a ver qué ha funcionado mejor y poténcialo al máximo en la próxima ocasión. De este modo, irás mejorando y sacando el máximo rendimiento de tu inversión en paid media.

cómo dar mejor servicio al cliente