10 preguntas que debes hacerte para evaluar el trabajo de tu asesor

TU ASESOR A EXAMEN

Cuando contratas a un asesor para tu empresa esperas de él ciertos resultados: que te ahorre tiempo, que ayude al crecimiento del negocio, que los libros de cuentas siempre estén actualizados, etc.

¿Cómo puedes saber si tu asesor está haciendo bien su trabajo y cumple con las expectativas?

Deberás estar atento, ya que el desempeño de su labor puede tener un impacto directo sobre tu negocio.

Al no haber un método concreto para evaluar el trabajo de su asesor, deberás crear tu propio test de eficiencia respondiendo principalmente a estas preguntas:

1. ¿Hay buena comunicación entre vosotros?

Tu gestor debe ser casi como tu mano derecha, por lo resulta fundamental que habléis frecuentemente y que esté informado del estado del negocio.

¿Sientes que hablas con regularidad con tu asesor? ¿Te explica de una manera sencilla y práctica todos los aspectos relacionados con la contabilidad? Estas preguntan son claves para evaluar el grado de comunicación que existe entre vosotros.

Si crees que este aspecto debe mejorar, comunícaselo y trabajad en ello. Si él no está dispuesto, deberás replantearte si debe seguir trabajando para ti o no.

2. ¿Tiene los conocimientos necesarios?

Cabe esperar que tu asesor tenga la formación y la experiencia necesarias para llevar la asesoría contable de tu empresa.

¿Ha hecho una buena gestión del negocio? ¿Te hace recomendaciones de valor? En su papel será vital que no solo lleve las cuentas del día a día, sino que además sea capaz de pensar a largo plazo y se involucre en el crecimiento de la empresa.

3. ¿Cuenta con experiencia en tu sector?

La contabilidad de un compañía a otra puede variar mucho dependiendo del negocio al que se dedique. Si tu asesor tiene experiencia previa en tu sector, será mucho más fácil que os entendáis en término financieros.

¿Crees que se encuentra cómodo con los términos propios de tu negocio? ¿Entiende todos los conceptos que se utilizan? Aunque, de base, la contabilidad sea igual para cualquier tipo de empresa, pueden surgir determinadas cuestiones hagan más complejo el trabajo.

4. ¿Cumple los plazos establecidos?

Los olvidos o los retrasos en este ámbito cuestan, literalmente, dinero a tu empresa. Nunca puedes ser tú quién persiga al gestor para hacer, por ejemplo, el cierre del trimestre.

Si no cumple con los plazos acordados, debes analizar la situación y tomar una decisión al respecto. Lo que se espera de él es que sepa prever con antelación las fechas importantes y haga las entregas en tiempo y forma.

5. ¿Está disponible para ti?

Como decíamos antes, tu asesor es como tu mano derecha y es normal que lo necesites a menudo para resolver dudas, etc. Cuando se da ese caso, ¿está ahí para ti?

¿Tu asesor te responde en un plano razonable de tiempo a tus llamadas o emails? ¿Está dispuesto siempre a responder a tus preguntas? Analiza si, cuando le has necesita, has podido contar con él y evalúa la calidad de su servicio.

6. ¿Cada cuánto actualiza los libros de cuentas?

La frecuencia con la que actualice los libros de cuentas determinará, en gran parte, la calidad de su trabajo.

Si pone al día los libros sólo una vez al mes, ¿cómo vas a tomar ciertas decisiones? Estarás manejando unos datos que tienen, de media, dos semanas de antigüedad. No es suficiente.

7. ¿Cuándo notas la presencia de tu asesor?

Si la respuesta es cada tres meses con la declaración del IVA, quizás tu gestor no esté haciendo por ti todo lo necesario.

Un buen gestor estará volcado en el día a día de la empresa, en su crecimiento y, en definitiva, cómo añadir valor al negocio desde su posición.

8. ¿Pone a tu disposición herramientas de gestión?

Tu gestor debe ir un paso por delante y proponerte el uso de herramientas que os permitan hacer la contabilidad de una forma más sencilla y rápida.

Además, será interesante que estás herramientas te ofrezcan datos actualizados, informes y que, además, estén en la nube para poder acceder a la información desde cualquier lugar.

Programas como anfix te permitirán estar conectado con tu gestor, por lo que las facturas y tickets que hagas los tendrá tu asesor al instante.

Si tu gestor todavía hace las cuentas con lápiz y calculadora pregúntate si todavía quieres seguir trabajando con él.

9. ¿Qué sensaciones te produce su servicio?

Sentirse cómodo con tu asesor también es importante. Al margen de todos los datos y preguntas que te puedas hacer, hay una muy importante: ¿estás a gusto? ¿confías en él?

Tus sensaciones también son importantes a la hora de evaluar el trabajo de tu gestor contable.

10. ¿Te parecen justos sus honorarios?

El coste de su servicio debe de ser asequible para ti y para tu negocio. Este debe estar, también, acorde con el servicio que estás recibiendo. Si crees que el precio es justo, continúa con él. Sino, quizás deberías renegociar las condiciones.

Este sencillo test de 10 preguntas te permitirá hacer una evaluación del trabajo del gestor de tu empresa.

Si no estás del todo seguro de si está haciendo bien su trabajo, hazte a ti mismo estas preguntas. En función de las respuestas obtenidas podrás ponerle nota al desempeño de tu gestor.





guía de contabilidad