Cómo identificar patrones de conducta en una entrevista de trabajo

Entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo es más difícil de lo que a veces puede parecer. Saber si el candidato que tenemos delante es el adecuado para cubrir el puesto requiere de mucha experiencia.

Muchas veces el CV no es suficiente para elegir a la persona correcta para el puesto, por lo que hacer una buena entrevista requiere de dotes “detectivescas”: saber analizar el lenguaje corporal, saber escuchar, y sobre todo realizar preguntas eficaces tanto cerradas, para conocer algo concreto, como abiertas, para dejar que el candidato se exprese de forma natural. Al final todas esas técnicas buscan lo mismo, conocer e identificar patrones de conducta en una entrevista de trabajo. De esta forma podremos anticipar comportamientos y evitaremos seleccionar mal al candidato para cubrir el puesto en nuestro negocio. Y para identificar patrones de conducta es fundamental que el 80% de la entrevista de trabajo la lleve el candidato. Pero esto no es fácil, depende del tipo que sea:

  • Los habladores tienen a extenderse en sus respuestas, por lo que usar demasiadas preguntas abiertas pueden hacernos perder el enfoque de la pregunta. Así que no tengas reparos en dar por concluida su exposición o reformular la pregunta para centrar su respuesta.
  • Los tímidos no hablan lo suficiente como para identificar sus patrones de conducta. Por lo que hay que hacerles hablar reafirmando nuestro interés por lo que cuenta, a través del lenguaje corporal y verbal.

Sólo si el candidato lleva el peso de la entrevista de trabajo, podrás identificar algunos de los siguientes patrones de conducta de cara a anticipar comportamientos y seleccionar al candidato más adecuado para el puesto:

  • Proactivo / reactivo: lo primeros tienen mucha iniciativa por lo que gustan de trabajar con autonomía, lo cual les puede llevar a cometer errores. Los reactivos prefieren tareas definidas porque primero escuchan y analizan antes de actuar.
  • Generalistas / detallistas: los primeros son buenos para puestos directivos y los segundos para puestos técnicos porque prefieren procesos específicos.
  • Líderes / seguidores: los primeros quieren libertad para actuar mientras que los segundos prefieren hacer lo que les dicen por lo que no les gusta liderar equipos.
  • Se anticipa / reacciona: los primeros detectan incidencias porque se anticipan a los problemas al ser de los de que prefieren prevenir en vez de curar, mientras que los otros tienen que tener tareas y objetivos muy claros.

Aún así, ten en cuenta que estos patrones muestran las formas más habituales de pensar y trabajar, pero no siempre son ciertos al 100%, sino que son estereotipos que deben de ajustarse en base a información complementaria o al contexto de la entrevista de trabajo.





programa de facturacion