¿Quieres montar un negocio en casa?

crear negocio desde casa

Cuando hablamos de montar un negocio en casa, solemos asociar la idea con el desarrollo de una actividad on-line, una consultoría o una labor profesional que podemos desempeñar con tan solo un escritorio y un ordenador. Hay muchos autónomos que afectan una parte de su domicilio particular al ejercicio de su profesión, pero siempre partiendo de que van a realizar una actividad que no es al público o de que van a realizar “horas extras” en casa, estando en otro lugar su centro de trabajo.

Sin embargo, puede no ser así. Imaginemos el caso de un abogado que, en vez de buscar un local de negocio, decide establecerse por su cuenta en su propio domicilio y destina a ello una parte del mismo. Esto supone una separación entre las habitaciones que va a dedicar a su vida privada y aquellas en las que va a trabajar y atender a sus clientes.

Hacer esto es posible, pero es necesario realizar los trámites adecuados para legalizar la situación.

En primer lugar hay que pedir permiso a la comunidad de vecinos, dado que el negocio implica la atención al público. Es preciso obtener permiso de la comunidad para que los clientes accedan por las zonas comunes: entrada, pasillos, ascensor… La actividad comercial implica que se produzcan gastos extras de luz, ascensor y portería. Para compensarlos se puede acceder a un aumento de la cuota de participación que implica pagar mayor importe de comunidad. Si están de acuerdo, podemos solicitar los permisos y licencias para legalizar el negocio.

Luego nos dirigiremos al ayuntamiento para solicitar la licencia de apertura. A este respecto, hay que tener en cuenta que hay un número máximo de metros que pueden afectarse y que lo normal es que quede libre al menos el 50% de la superficie total del inmueble. La licencia de apertura nos obligará a presentar determinada documentación: planos, memoria, escritura de propiedad o contrato de arrendamiento…. Si el piso es alquilado, sobra decir que necesitaremos permiso expreso del propietario antes de hacer nada.

También es posible que tengamos que pedir una licencia de obras, en caso de que necesitemos acondicionar el inmueble, bien sea para hacer una separación entre la parte privada y la que vamos a destinar a la empresa o porque la actividad requiera instalaciones específicas.

Una vez obtenida la licencia ya podemos iniciar la actividad, comunicando el alta a Hacienda e indicando que el local de negocio es nuestro domicilio, con los metros específicos que vamos a utilizar. Sería buena idea colocar contadores independientes que nos permitan desgravar los gastos de suministros sin problema alguno.





programa de facturacion