Cómo tener teletrabajadores productivos

Teletrabajadores

Hoy en día es posible tener teletrabajadores productivos gracias a las nuevas tecnologías. Atrás quedaron los años en que el trabajador tenía que realizar sus funciones de forma presencial. Hoy en día las nuevas tecnologías permiten compartir datos y comunicarse en tiempo real y a un coste muy bajo, lo que hace posible el sueño disponer de trabajadores motivados a través de aplicaciones como:

  • Las de mensajería instantánea: que además de ser gratuitas permiten ahorrar mucho tiempo y dinero frente a otras opciones de comunicación como el teléfono móvil. Algunos ejemplos de esta categoría son WhatsAppViber o Line.
  • Las de llamadas por Interent: complemento del anterior al poder llamar y realizar videoconferencias gratuitas, la aplicación más famosa es Skype.
  • Las de trabajo colaborativo: que evitan tareas duplicadas y pérdidas de tiempo por no disponer de la información necesaria en el momento preciso. Algunos ejemplos de esta categoría son calendarios como Google Calendar, o almacenamiento compartido como Google Drive.

Pero, para tener verdaderos teletrabajadores productivos en tu empresa hace falta mucho más que tecnología, porque la distancia y la fijación de prioridades pueden ocasionar más problemas de los imaginados. Y para ello hay que aplicar los siguientes principios:

  1. Fijar los medios de comunicación para el trabajo virtual. Tener teletrabajadores productivos implica fijar canales de comunicación, decir cuándo y sobre todo cómo se van a usar (si hay que responder a los mensajes o qué tipo de comunicaciones se pueden hacer). La clave es llegar a la comunicación sin perder demasiado tiempo en leer y escribir mensajes, para ello habrá que fijar unos días de comunicación y una información mínima.
  2. Gestión por objetivos y prioridades semanales. Tener teletrabajadores productivos implica romper con el pasado de valorar al empleado por el número de horas que pasa sentado en la silla. Un cambio de mentalidad difícil, pero necesario para mejorar la productividad actual de los trabajadores.
  3. Transparencia en la comunicación. Hay que poder hablar con total libertad sobre qué va bien y qué va mal, para evitar que los pequeños problemas vayan a más.
  4. Revisar periódicamente cómo van funcionando las cosas dentro de la relación a distancia para además de tener teletrabajadores productivos tenerlos satisfechos.
  5. Hacer reuniones físicas periódicamente. Porque aunque las aplicaciones y nuevas tecnologías hagan que el trabajo virtual tenga casi el mismo proceso que el trabajo físico, es necesario realizar reuniones con los teletrabajadores productivos. Así se podrá crear una relación y podrá reafirmar la importancia del trabajo individual dentro de la empresa.





programa de facturacion