8 consejos para volver al trabajo después de vacaciones…¡sin estrés!

Volver de vacaciones sin estres

Las vacaciones de verano tocan a su fin y es momento del volver al trabajo con más fuerza que nunca.

Después de un merecido descanso, aunque seguramente breve siendo autónomo, te has llenado de energías y ganas para tu “vuelta al cole”. ¡Esa es la actitud!

En tu caso, no hay tiempo que perder con síndromes postvacacionales ni depresiones por echar de menos la playa. Hay que volver al trabajo y poner en marcha la máquina cuanto antes: tus clientes te estarán esperando.

Así que es importante que vuelvas motivado y listo para retomar tu actividad habitual.

Para hacerlo, mantén tu actitud positiva y afronta la vuelta al trabajo siguiendo estos consejos. ¡Estarás en marcha de manera rápida e “indolora”!

Date un día de tregua

El primer día de vuelta al trabajo es para reubicarte y ponerte al día de todo: leer emails, hacer un listado de tareas, revisar las fechas de próximas entregas…

Concédete un día de tregua (pero solo uno) para poder encarar los siguientes a máximo rendimiento.

Ordena tu espacio de trabajo

Empezar a trabajar sobre un espacio limpio y ordenado te ayudará a concentrarte mejor en tus tareas.

Si tu mesa está desordenada y tu escritorio lleno de archivos, será mucho más fácil que te despistes y te encuentres pensando en la playa y los paseos al lado del mar.

Organiza tus tareas

Para que tu vuelta al trabajo sea exitosa traza la siguiente estrategia: organiza tu trabajo de menos a más. Es decir, quítate de encima esas tareas cortas y sencillas que no requieren mucho esfuerzo.

No sólo será más fácil para ti, sino que además tendrás la sensación de estar aprovechando mucho el tiempo.

Ponte el día con el estado de tus facturas

Después del desembolso que han supuesto las vacaciones y con la cuesta de septiembre a la vuelta de la esquina, es importante que te pongas el día con el estado de tus facturas. Tus tareas, en este sentido, son principalmente tres:

  1. Revisa que hayas enviado todas las facturas que debías antes de vacaciones: si alguna se te quedó en la bandeja de salida, envíala inmediatamente. Recuerda que tienes la obligación de dársela a tu cliente en el plazo máximo de un mes desde que la expediste.
  2. Controla si has cobrado todas tus facturas pendientessi resulta que sí has cobrado, te llevarás una alegría; sino, no pierdas ni un minuto en reclamar la factura porque el trimestre se acaba y con algo tendrás que pagar el IVA.
  3. Pon al día tus facturas: como decimos, al comienzo de octubre hay que hacer la liquidación del trimestre por tanto es importante que tengas todas tus facturas al día y ordenadas. Revisa gastos, ventas… y asegúrate de que tienes todo controlado.

En este momento, tampoco estaría de más que te pusieras en contacto con tu asesor para comprobar que todo está bien y que no hay ninguna novedad que pueda afectar a tu actividad.

Contacta con tus clientes

Hazles saber que estás de vuelta y que pueden contar contigo, a partir de ese momento, para lo que necesiten.

Mímales un poco y no envíes un simple email: llámales o reúnete con ellos si lo ves oportuno. Nunca se sabe si pueden surgir nuevas colaboraciones.

Busca nuevos clientes

Aprovechando que vuelves con las pilas cargadas, trata de encontrar nuevos clientes y conseguir proyectos. Utiliza todos tus recursos disponibles: la agenda de contactos, publicidad, boca a boca… Sé proactivo y trata de encontrar nuevas oportunidades.

Trabaja tu marca personal

Septiembre es un buen momento para marcarse nuevos objetivos, uno de ellos puede ser trabajar tu marca personal.

Si no tienes web, háztela; si no tienes blog, créalo; si no tienes redes sociales, ábrelas; si tu LinkedIn está abandonado, actualízalo…También podrás mejorar tu marca personalizando tus facturas.

Todo ello te ayudará a diferenciarte, generar confianza y atraer a nuevos clientes. Hoy en día, como sabes, tener una marca personal sólida es muy importante.

Fórmate

Vuelve al cole, literalmente.

En septiembre arrancan muchos cursos y es la oportunidad perfecta para apuntarte a un Master, a clases de inglés o aquello que creas que te ayudará a convertirte en un mejor profesional y ofrecer nuevos servicios a tus clientes. Recuerda que como autónomo puedes desgravarte la formación.

Con todos estos consejos te encontrarás, casi sin darte de cuenta, aclimatado y trabajando a pleno rendimiento con ganas y energía. Aprovecha el mes de septiembre para retomar tu actividad y asumir nuevos retos de cara al último cuatrimestre del año.

guia nuevos autonomos