Concursos para emprendedores ¿Es interesante participar?

concursos emprendedres

Múltiples iniciativas de fomento de la actividad emprendedora se basan en concursos o competiciones de ideas o de proyectos, estando empresas, incubadoras y/o aceleradoras de proyectos o incluso instituciones públicas detrás de estas convocatorias. ¿Es interesante para los emprendedores participar en estos concursos?

Los premios y algo más

Lógicamente el principal incentivo que puede haber para participar es el premio. Su valor económico y/o en especie puede resultar atractivo para inscribirse y optar a ser uno de los ganadores de la convocatoria. Pero hay otros aspectos que pueden resultar igualmente interesantes y que tienen que ver sólo con el hecho de participar, independientemente del resultado.

En primer lugar la difusión que puede obtener el proyecto por su participación. General mente los promotores de los concursos hacen un gran esfuerzo de comunicación de sus iniciativas y eso favorece que los proyectos participantes tengan una gran visibilidad. Cuando uno de los objetivos es darse a conocer, la participación en este tipo de eventos puede ser de gran ayuda en este aspecto.

Otro punto importante es la evaluación del proyecto. ¿Qué mejor manera de comprobar si en desarrollo de la idea y su manera de ponerla en marcha es el adecuado que someterlo al dictamen de un jurado de expertos? El feed-back que se puede obtener en estos casos puede ser muy valioso a la hora de corregir errores y mejorar aspectos que pueden haber pasado inadvertidos para sus promotores.

En tercer lugar podríamos hablar de las relaciones y contactos que se pueden establecer por la participación en el evento. Contactar con otros emprendedores y ver lo que ellos están haciendo, relacionarse con profesionales o con inversores que pueden ser de gran ayuda en ese o en otro momento o vincularse con empresas que demandan servicios o productos que nuestro negocio les pueda suministrar pueden ser “premios de consolación” que se obtengan por la participación.

Lógicamente hay que valorar el esfuerzo que supone el presentarse a estas convocatorias y si éste compensa las posibles ventajas que se podrían obtener. También hay que darse cuenta del grado de desarrollo del proyecto y si éste es el adecuado para inscribirse. Pero, en general, estas convocatorias tienen más ventajas que inconvenientes.





programa de facturacion