Actualización de balances

¿Qué es la actualización de balances?

La actualización de balances consiste en corregir en la contabilidad el valor del inmovilizado de la empresa cuando éste se considera desfasado con respecto al valor real.

La norma general indica que los bienes que adquiere la empresa deben contabilizarse por su precio de compra. A partir de ese precio, se contempla una depreciación anual a consecuencia de su uso.

Sin embargo, algunos de esos elementos pueden ver como su valor aumenta con el paso del tiempo. Sería el caso de un inmueble, por ejemplo.

Una empresa puede tener en su balance un local de su propiedad que fue adquirido en su día a un precio determinado y que ha ido amortizando. Pero los inmuebles se revalorizan. En realidad, el coste a partir del cual se amortiza debería ser mayor porque el inmueble vale más hoy en día a precio de mercado.

La contabilidad debe ser el reflejo fiel de la situación económica de la empresa. Esto nos daría una situación en la que el valor real de esos elementos y, por tanto, el patrimonio de la empresa, no concuerda con el que se refleja contablemente.

La actualización de balances pretende corregir esos desfases.

Igual que la amortización es el sistema es la forma de recoger la pérdida de valor, la actualización de balances permite la operación contraria.

Consiste en incrementar el valor contable de los elementos que no se han depreciado, sino que han sufrido el proceso contrario.

« Volver al índice de términos