Canal de distribución

¿Qué es un canal de distribución?

El canal de distribución es el medio por el cual una empresa hace llegar los productos o servicios a sus clientes.

El canal es el camino que recorre el producto desde su fabricación hasta el punto de venta.

Las empresas productoras deben utilizar distintos medios para conseguir que cada artículo que sale de fábrica llegue al consumidor final. Para ello se valen de intermediarios (transportistas) y de medios de transporte.

Hay empresas que utilizan sus propios canales y otras que se valen de canales ajenos.

¿Qué elementos intervienen en un canal de distribución?

En un canal de distribución intervienen:

  • El productor: quien fabrica el producto.
  • El consumidor: la persona que compra el producto.
  • El mayorista: empresas que adquieren artículos para vender, a su vez, a otras empresas. No al consumidor final.
  • El minorista: el comercio que vende al cliente final.

Puede haber canales en los que intervengan todos estos elementos o solo algunos. Sería el caso de la tienda que compra a fábrica para vender al consumidor.

La longitud del canal varía en función del número de intermediarios que existen entre el productor y el cliente final.

Una canal largo supone la intervención de muchos intermediarios y uno corto la de pocos.

A su vez, el canal directo es aquel que carece e intermediarios (como en el ejemplo anterior).

La inclusión de un mayor número de intermediarios supone un incremento en el precio del producto final.

¿Qué tipos de canales existen?

Existen distintos canales de distribución.

  • Canales tradicionales. Los que no utilizan tecnologías avanzadas.
  • Canales automatizados.
  • Canales audiovisuales. Como las tiendas on-line.
  • Canales electrónicos. Que funcionan sobre todo a través de internet.
« Volver al índice de términos