Contrato en prácticas

¿Qué es un contrato en prácticas?

El contrato en prácticas es un contrato temporal dirigido a las personas que tienen una determinada titulación o formación y quieren un puesto de trabajo que les permita adquirir práctica profesional adecuada a esa formación.

Se trata de realizar una actividad laboral retribuida a la vez que se adquiere experiencia profesional adecuada al nivel de estudios.

¿Quién puede tener un contrato en prácticas?

Puede celebrase un contrato en prácticas con personas que tengan una cualificación académica determinada: título universitario, formación profesional de grado medio o superior, certificado de profesionalidad u otros estudios oficialmente reconocidos.

Ha de hacerse el contrato en prácticas dentro de los cinco años siguientes a la obtención de la titulación o siete en el caso de trabajadores discapacitados.

Ningún trabajador podrá estar contratado en la misma o en distintas empresas por un periodo superior a dos años por la misma titulación.

Tampoco en la misma empresa durante más de dos años aunque sea por distinta titulación. Es decir, no puede hacerse en la misma empresa un contrato en prácticas para un puesto de trabajo y luego otro para un puesto distinto.

Jornada y remuneración

El contrato en prácticas puede ser a jornada completa o a tiempo parcial.

La retribución del trabajador será la que fije el convenio correspondiente. En todo caso, no podrá ser inferior al 60% del salario por convenio durante el primer año o al 75% en el segundo.

Si el contrato se celebra a tiempo parcial, el salario se reducirá de manera proporcional a la jornada.

El contrato finalizará cuando se cumpla el tiempo establecido.

Una empresa puede tener a la vez distintos contratos en prácticas con distintos trabajadores.

« Volver al índice de términos