Contrato fijo discontinuo

¿Qué es un contrato fijo discontinuo?

El contrato fijo discontinuo es una modalidad de contrato indefinido utilizado para realizar trabajos que se desarrollan en unas épocas concretas del año, pero no durante el año completo.

Es un contrato fijo, porque es estable, pero, a la vez, es intermitente.

Ejemplos de este contrato son los vinculados a la temporada escolar: comedores, servicio de autobuses… Se trata de un contrato indefinido, puesto que la necesidad del puesto de trabajo es permanente.

Características del contrato

  • Los contratos fijos discontinuos pueden ser a jornada completa o a tiempo parcial.
  • El salario del trabajador va en función de las horas trabajadas.
  • En el momento de celebrar el contrato ha de indicarse la duración estimada de la actividad, la manera y el orden de llamamiento de los trabajadores. También se detallará la jornada laboral aproximada y su horario.
  • Cuando finalice la temporada de trabajo, la relación laboral no se extingue; solo se interrumpe. La empresa pagará los salarios pendientes, pero no da lugar a indemnización.
  • Durante el tiempo que se extienda la interrupción el trabajador estará en situación de desempleo.
« Volver al índice de términos