Due Diligence

¿Qué es la Due Diligence?

A la hora de que una persona o empresa pueda decidir sobre la compra de un negocio que ya está en funcionamiento es importante tener toda la información necesaria sobre la situación del mismo.

La Due Diligence es el documento que pretende recopilar esa información esencial que permita afrontar esa compra con los menores riesgos posibles.

¿Qué información recopila la Due Diligence?

La Due Diligence ha de contener la información básica desde el punto de vista económico, organizativo, etc. En este aspecto, el futuro comprador debe conocer la situación del negocio, sus activos, sus deudas, etc.

Todo ello desde el punto de vista de que podamos analizar el valor del negocio y si éste está en consonancia con el precio que se va a pagar por él.

La Due Diligence evita que el que adquiere un negocio se encuentre con problemas o incidentes derivados de una situación que existía antes de la compra.

De este modo, se evita el tener que hacerse responsable de decisiones tomadas antes de la adquisición.

Para evitar riesgos o posibles sorpresas posteriores, la Due Diligence ha de contener información que permita saber de antemano si hay algún problema con trabajadores, proveedores, clientes o incluso Administraciones Públicas.

Esto podría afectar a la actividad en el futuro.

« Volver al índice de términos