Franquicia

¿Qué es una franquicia?

Una franquicia es un contrato por el que una empresa cede a otra el derecho de explotación de sus productos o servicios.

La empresa que cede es la franquiciadora y la que recibe franquiciada.

Se trata de que la empresa franquiciada pueda poner en marcha un nuevo negocio bajo un modelo y una marca que ya están en funcionamiento y del que es titular otra empresa. Pero ésta cede el derecho a utilizarlos bajo unas determinadas condiciones.

La relación entre franquiciador y franquiciado

El franquiciado es una empresa totalmente independiente del franquiciador. Asume sus propios riesgos mercantiles, pero se compromete a explotar su negocio según las pautas acordadas en el contrato de franquicia.

Los acuerdos entre ambas partes son libres. Pueden contener estipulaciones tales como:

  • El pago de un canon de entrada a la red de franquicias.
  • La cesión a la franquicia de un porcentaje de los beneficios obtenidos.
  • Aportaciones económicas para sufragar gastos comunes.
  • La comercialización exclusiva de los productos o servicios del franquiciador, etc.

Ventajas e inconvenientes de la franquicia

Ventajas de la franquicia:

  • Adquirir una franquicia presenta la ventaja de que el riesgo que supone la puesta en marcha de un negocio se minimiza.
  • La empresa que adquiere la franquicia no lanza un nuevo producto, sino que comercializa algo que ya se está vendiendo y conoce la acogida que tiene entre los clientes.
  • En ocasiones, el franquiciador ofrece apoyo económico o de estructuras que ayuda a la nueva empresa a comenzar.

Inconvenientes de la franquicia:

  • El franquiciado sufre el inconveniente de que está sujeto al control de la franquicia, que le impone un sistema de trabajo y limita su libertad para introducir cambios o nuevos productos.
  • El pago de cánones también puede suponer una seria desventaja económica si el negocio no alcanza los objetivos económicos deseados.
« Volver al índice de términos