Fusión de empresas

¿Qué es una fusión de empresas?

La fusión de empresas es un proceso que consiste en integrar varias empresas en una sola. Puede ser que una absorba a las demás o que se cree una nueva con participación de todas.

En el primer caso, cuando pervive una de las sociedades que ya existían y las otras se integran en ella, se denomina fusión por absorción.

En el segundo caso, cuando se crea una sociedad nueva, se produce una fusión por creación.

¿Qué implica la fusión de empresas?

La fusión supone:

  1. La desaparición de las empresas antiguas y la aparición de una nueva. Solo en la absorción permanece una de ellas.
  2. El segundo efecto es la transmisión en bloque de los patrimonios de las sociedades extinguidas a la que sobrevive. La sociedad resultante sucede a las anteriores, tanto en sus derechos como en sus obligaciones.
  3. El tercer efecto es la incorporación de los socios de las empresas extinguidas a la sociedad resultante. Los socios de todas las empresas que participan en el proceso se integran en la nuevae y obtienen una participación en la misma.

La participación en la nueva sociedad puede obtenerse mediante el canje de las acciones de las sociedades viejas por las nuevas. Ese canje puede completarse con el pago de una compensación, que no podrá ser superior al 10% del valor nominal de las acciones atribuidas.

¿Cómo se hace la fusión?

El procedimiento de fusión tiene tres fases:

  1. Preparación del proyecto de fusión por parte de los administradores.
  2. Aprobación de la fusión por los socios en junta general de cada sociedad.
  3. Ejecución de los acuerdos e inscripción de la fusión en el Registro Mercantil.
« Volver al índice de términos