Goodwill

¿Qué es el goodwill?

El goodwill es una palabra anglosajona que equivale a lo que generalmente llamamos fondo de comercio.

Se define como el mayor valor que tiene una empresa en su conjunto en comparación con el que tienen los distintos elementos de su organización por separado.

¿Cómo se valora el goodwill?

Los elementos que forman la empresa tienen una valoración individual. La suma de todos ellos podrían darnos un valor que se correspondería con el del negocio.

Sin embargo, la integración de todos ellos y su capacidad para producir, aporta un valor añadido. Ese valor, en conjunto, es superior al de la suma de las partes.

Precisamente, esa diferencia entre el valor de la empresa como una unidad y el del total de los elementos que la componen es lo que equivale al fondo de comercio o goodwill.

El goodwill es un activo inmaterial que se añade al valor material que tiene el patrimonio de la empresa. Ese valor inmaterial lo aporta la clientela, el sistema de organización y las expectativas futuras de negocio.

¿Qué influye en el valor del goodwill?

Hay muchos elementos que influyen en el valor del goodwill. El prestigio de la empresa en el mercado es uno de los más importantes.

A más prestigio más clientes y, por lo tanto, más beneficios.

Es más valiosa una empresa que aporta una clientela fidelizada a lo largo del tiempo que otra que tiene mucho patrimonio pero que no cuenta con ese aliciente.

Del mismo modo, el badwill resulta muy perjudicial para un negocio. Y el badwill puede adquirirse de muchas maneras.

Una mala calidad de los productos, un desprestigio público que puede derivarse de múltiples factores: mala política de personal, falta de respeto por el medio ambiente, uso de substancias nocivas en la fabricación, escándalos financieros….

A veces una empresa pretende venderse en un momento en el que atraviesa una mala etapa. Si esa crisis no influye en su goodwill, podrá conseguir una buena solvencia con la venta. Tendrá más posibles compradores y el precio final a obtener será bueno.

Pero si la empresa ha entrado en una trayectoria negativa y ha perdido clientela, su venta será más difícil y tendrá que aceptar, probablemente, una cantidad más exigua.

El goodwill está muy relacionado con el know-how. Un buen know-how (un buen hacer empresarial) derivará en un buen goodwill.

« Volver al índice de términos