Insolvencia

¿Qué es la insolvencia?

La insolvencia es la situación en la que se encuentra una persona cuando no tiene capacidad suficiente para hacer frente a sus deudas.

Se produce básicamente cuando uno debe más de lo que tiene y no puede cumplir sus obligaciones de pagos.

¿Insolvencia o falta de liquidez?

No es lo mismo insolvencia que falta de liquidez. La insolvencia es una situación permanente y supone que no hay capacidad de pago por carecer de patrimonio suficiente y no ser capaz de generar recursos para afrontar las deudas.

La falta de liquidez es una situación transitoria. En un momento determinado existe incapacidad de pago, pero se cuenta con patrimonio o recursos para solucionarlo a corto plazo.

¿Se puede salir de la insolvencia?

La insolvencia no es irreversible. Es decir; se puede salir de esa situación. Solo significa que no existe capacidad financiera en un futuro cercano.

Para salir de la situación de insolvencia se puede acudir a mecanismos de refinanciación de deudas (nuevos plazos más espaciados en el tiempo), quitas (el acreedor perdona una parte de lo que se le debe) y otros por el estilo.

La insolvencia puede afectar a una sociedad, un autónomo o incluso una persona física.

La Ley establece el procedimiento concursal para afrontar estas situaciones y poner los medios necesarios para encontrar una solución.

« Volver al índice de términos