Intereses de demora

¿Qué son los intereses de demora?

Los intereses de demora es el recargo que se aplica en la devolución de una deuda al no haberla pagado en su vencimiento.

Suponen una compensación al acreedor (persona a quién se le debe) por no obtener su dinero a su debido tiempo.

El interés de demora es una penalización que pretende persuadir al deudor para que pague en el plazo acordado. Tanto la posibilidad de exigir esa compensación como el importe de la misma suelen estar incluidas en el acuerdo original.

El interés de demora se aplica generalmente a los préstamos y al pago de impuestos. Es independiente del que se pacta para la devolución en cuotas.

Es decir, en la devolución siempre se pacta un tipo de interés.

Cada pago contendrá una parte de capital y otra de intereses.

El interés de demora es a mayores. Es un recargo.

Interés de demora tributario

El interés de demora tributario y en general el que aplica la Administración se aprueba cada año en los Presupuestos Generales del Estado.

La Ley establece un porcentaje anual, pero ese porcentaje solo se aplica íntegro si el retraso en el pago es de un año. Si es menor, hay que calcular el tipo a aplicar en función del tiempo que se paga tarde.

Supongamos que el interés de demora anual es del 5%. Si me he retrasado dos meses, me aplicarán un recargo del 0.8% (5/12 * 2).

El porcentaje aumenta a medida que lo hace el retraso, creciendo cada día mientras no se produzca el pago.

« Volver al índice de términos