Ley de la oferta y demanda

¿Qué es la ley de la oferta y la demanda?

La ley de la oferta y la demanda es un principio que dice que el precio de un producto depende de dos cosas:

  • La cantidad de ese producto que existe en el mercado.
  • El deseo o la necesidad de consumirlo.

El mercado es el lugar en el que se pone en práctica la ley de la oferta y la demanda. En él se encuentran las empresas que desean vender sus artículos y los consumidores que están dispuestos a comprarlos.

Si se pone a la venta una cantidad muy grande de un producto, puede ocurrir que haya problemas para encontrar compradores, lo que haría que el precio baje.

Si, por el contrario, un producto escasea y no puede satisfacer la demanda, los precios se ajustarán al alza. Serán más elevados. Los consumidores estarán dispuestos a pagar un precio más alto por hacerse con ese artículo antes de que se agote.

Existen otros factores que influyen en los precios: la calidad del producto, la competencia, la publicidad y las estrategias para atraer al cliente, el gusto del consumidor….

Sin embargo, la ley de la oferta y la demanda es lo que tiene mayor relevancia a la hora de establecer el funcionamiento del mercado y el intercambio de bienes.

« Volver al índice de términos