Outsourcing

¿Qué es el outsourcing?

El outsourcing consiste en externalizar una parte de la actividad de la empresa, subcontratando a otros para llevar a cabo determinadas tareas.

La empresa decide contratar a terceros para realizar ciertos procesos, en lugar de utilizar sus propios medios para ello.

Es un recurso muy utilizado, por ejemplo, con los servicios administrativos o los de mantenimiento. Muchos negocios delegan en asesorías la gestión de sus nóminas o el mantenimiento de sus instalaciones, en lugar de contratar personal propio para hacerlo.

Efectos del outsourcing

La subcontratación empresarial  conlleva una serie de obligaciones para ambas partes:

  • La empresa que subcontrata está obligada a facilitar a la subcontratada toda la información necesaria para el desempeño de su labor.
  • Por otro lado, también deberá comprobar que la subcontrata cumple con la legalidad. De lo contrario, podría incurrir en responsabilidad solidaria o subsidiaria.

Esto ocurre, por ejemplo, con las obligaciones salariales; con la Seguridad Social y con la Agencia Tributaria. La empresa principal debe asegurarse de que la subcontratada se encuentra al día con Hacienda y con la Seguridad Social.

De lo contrario, se le podrán exigir las obligaciones de pago que la subcontratada ha incumplido.

También las que corresponden a la normativa sobre prevención de riesgos laborales.

La subcontratación en el sector de la construcción cuenta, además, con una legislación específica.

Ventajas e inconvenientes del outsourcing

Ventajas:

El outsourcing permite a veces una mayor especialización, ya que hay funciones que pueden realizar con mayor eficacia las empresas que se dedican a esa actividad en concreto.

También puede conseguirse un abaratamiento de costes, pues, en ocasiones, se acude a empresas situadas en países extranjeros donde la mano de obra es más económica.

La empresa que subcontrata se despreocupa de labores de formación y evita conflictos de personal .

Inconvenientes:

El outsourcing destruye puestos de trabajo.

La deslocalización hace que se pierda la unidad de equipo. La empresa crece desfragmentada al no obedecer todas sus secciones a un proyecto común.

« Volver al índice de términos