Presunción Iuris Tantum

¿Qué es la presunción iuris tantum?

La presunción iuris tantum es un principio legal que da por cierta una cosa salvo que se pruebe lo contrario.

Se aplica sobre todo en los casos en que la obligación de probar los hechos no recae sobre la parte que afirma los mismos, sino en quién no está de acuerdo con esa afirmación.

Es decir, supongamos que existe una disputa entre dos partes. Una de ellas expone unos hechos. Esos hechos se toman como ciertos mientras la otra parte no demuestre lo contrario.

Es la parte que está en contra la que debe aportar la prueba.

¿Cuándo se aplica este precepto?

La presunción no es la norma general. Se da solo en circunstancias muy especiales que la Ley establece.

Por ejemplo:

Cuando se compra un producto, se entiende que está en buen estado, a no ser que se acompañe de un documento en el que se especifiquen defectos.

Es la persona que lo adquiere la que debe demostrar que no se encuentra en buen estado,  poniendo una reclamación y aportando pruebas (el propio producto defectuoso).

« Volver al índice de términos