Amortización

¿Qué es la amortización?

La amortización es la pérdida de valor de un bien debida a su uso.

Esa pérdida se refleja en un importe concreto. En el ámbito fiscal, la depreciación anual de un elemento de inmovilizado es un gasto para la empresa.

¿Qué bienes se amortizan?

Fiscalmente, deben amortizarse todos los bienes o derechos propiedad de la empresa cuyo valor unitario sobrepase los 300 euros.

Esto quiere decir que si amueblamos un local y tenemos una sola factura por todos los muebles, tendremos que ver el valor de cada uno por separado.

Los que no superen los 300 euros, como puede ser una silla, no se amortizan, por lo que su importe se suma a los gastos del ejercicio.

Los que superen los 300 euros hay que amortizarlos, por lo que se trasladan a gastos año a año en unos porcentajes determinados.

¿Cómo se amortiza un bien?

Para calcular cuando se deprecia un bien cada año pueden utilizarse distintos métodos.

El más utilizado es la amortización lineal.

En la amortización lineal, el valor del bien se reduce en la misma cuantía cada año. Para calcularla, hay que aplicar al coste del bien un porcentaje establecido en unas tablas oficiales denominadas tablas de amortización.

El porcentaje de amortización es el importe en el que el bien se devalúa anualmente, hasta llegar al 100%, que será el final de su vida útil. Entonces puede considerarse obsoleto.

¿Qué son las tablas de amortización?

Las tablas de amortización son unos cuadros oficiales en los que se recogen los distintos elementos de inmovilizado (mobiliario, equipos informáticos, maquinaria, vehículos…..) y los porcentajes de amortización que se les pueden aplicar anualmente.

Para cada bien existe un porcentaje mínimo y un máximo de años de vida útil. La empresa puede elegir cual aplica, dependiendo de si quiere extender el periodo de amortización o acortarlo.

Ejemplo: Los equipos informáticos tienen una amortización máxima anual del 25%. Eso supone que en 5 años terminaría su vida útil. Pero podemos decidir amortizar en el máximo de años (8), con lo cual el porcentaje sería el 12,5.

Eso depende de si nos interesa reflejar como gasto una cantidad mayor o una menor.

Las tablas de amortización han cambiado en el año 2015 con la reforma fiscal.

« Volver al índice de términos