Impuesto sobre Bienes Inmuebles

¿Qué es el Impuesto sobre Bienes Inmuebles?

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) grava la titularidad de bienes inmuebles (casas, locales, edificaciones en general) o parcelas, fincas.

Se trata de un impuesto municipal. Lo recaudan los ayuntamientos. Por tanto, se pagará en la localidad en la que se ubique el inmueble.

Su pago es anual y es independiente de que la propiedad tenga naturaleza rústica o urbana.

¿Quién paga el IBI?

El IBI debe pagarlo el propietario, tanto si es persona física o jurídica (entidad). En España, están exentas las propiedades del Estado, de la Iglesia y de la Cruz Roja.

También paga el que tiene una propiedad en usufructo (uso y disfrute). Esto ocurre con frecuencia cuando fallece una persona y queda el uso y disfrute de sus bienes a su cónyuge mientras viva, antes de pasar a los hijos.

¿Cómo se paga el IBI?

El IBI se paga en función del valor catastral de la propiedad. Todas las propiedades (fincas o inmuebles) deben inscribirse en un registro municipal en el que se les asigna un valor. Ese valor es el que se toma para calcular el impuesto.

Cada municipio aplica unos porcentajes que varían en función de la naturaleza, rústica o urbana, de la propiedad. La cantidad a pagar así calculada se remite en un recibo al domicilio del propietario con un plazo para efectuar el pago.

« Volver al índice de términos