Hipoteca

¿Qué es una hipoteca?

Una hipoteca es una garantía que se ofrece para asegurar la devolución de un préstamo.

Lo más usual es que esté destinado a la adquisición de un inmueble (un piso, un bajo..).

Lo que diferencia el préstamo hipotecario de otro cualquiera es que el propio bien se ofrece como garantía de cumplimiento del acuerdo. Si el que recibe el dinero no lo devuelve en la manera pactada, el prestamista podrá disponer del bien (se queda con el inmueble).

¿Cómo se formaliza una hipoteca ?

La hipoteca se formaliza por escrito, en un acuerdo firmado por las partes en las que se recogen todos sus derechos y obligaciones.

En un préstamo hipotecario intervienen:

  • El prestamista ( normalmente una entidad financiera).
  • El prestatario (el que recibe el dinero).
  • El capital (importe que se presta).
  • El tipo de interés. Porcentaje que se cobra a mayores sobre el importe prestado. Puede ser fijo o variable.

Los préstamos con garantía hipotecaria suelen escriturarse ante notario (escritura pública).

En el acuerdo debe especificarse:

  • El importe que se presta.
  • El cuadro de amortización (cuotas mensuales de devolución).
  • La fecha a partir de la cual se devengan (se cobran) las cuotas y la fecha de finalización.
  • El sistema de amortización, que es la forma de calcular las cuotas.

La hipoteca se inscribe en el Registro de la Propiedad. Aparece como una carga que se anota junto al inmueble. De este modo, si el propietario quiere vender lo, el comprador puede comprobar si se encuentra libre de cargas o no.

« Volver al índice de términos