Las 4 diferencias entre software en la nube y software de escritorio

software en la nube

Existen 2 formas principales de contar con software contabilidad: tecnología en la nube (cloud computing) o tecnología almacenada en los propios servidores de la empresa (software on-premise).

La diferencia fundamental que hay entre la una y el otro es dónde está alojado y siendo ejecutado el software.

El software de escritorio se ejecuta en tu sobremesa o portátil, mientras que el software en la nube está instalado y corre en servidores controlados por la empresa proveedora del servicio, al que accedes desde tu navegador o app.

Esto que parece trivial, es una diferencia fundamental que cambia por completo toda la naturaleza del servicio, liberándote de varias responsabilidades.

Aquí van las cuatro más importantes:

1. Seguridad

Escritorio

Aquí, el usuario es responsable, no sólo de proteger sus datos haciendo copias de seguridad, sino asegurándose de que nadie rompe la seguridad de su ordenador o del sitio donde se encuentre.

Y este esfuerzo se duplica en caso de tener infraestructura de servidores propia.

Además del coste de mantenimiento y renovación del hardware en cuestión, hay que añadir que la mayoría de empresas no siguen los procedimientos adecuadamente al realizar copias de seguridad.

Nube

En este caso, todo lo anterior se delega en la empresa propietaria del servicio y la seguridad de la información suele ser una prioridad absoluta de estas empresas.

Piensa en infraestructuras como las de Google, Amazon o Facebook y la seguridad de sus centros de datos.

Además, estas empresas suelen ofrecer a su vez esta infraestructura a terceros (por ejemplo, en anfix utilizamos el Elastic Cloud Service de Amazon para que los datos de nuestros clientes tengan el máximo nivel de protección del mercado).

De esta manera, las mismas medidas de seguridad que se aplican para las empresas líder del sector tecnológico se extienden a la tuya.

2. El fin de las actualizaciones

Escritorio

El usuario es responsable de mantener actualizado el software, ya sea aceptando las actualizaciones desde el propio programa o teniendo que ir a la web del proveedor, renovar la licencia y descargarse la nueva versión.

Esto puede complicarse en algunos casos, requiriendo que personal técnico se encargue de la tarea.

Además, si usas el programa en diferentes dispositivos, tendrás que hacerlo en todos de forma independiente.

Nube

Al usar software online, el proveedor del servicio se encarga de todo esto por ti.

Si no fuera porque notifican que han actualizado el programa, probablemente ni siquiera te darías cuenta, ya que esto suele tener lugar en segundo plano sin que lo vea el usuario.

3. Más fácil y barato de ejecutar

Escritorio

Si usas software de escritorio, tienes que estar pendiente de tener un equipo que tenga la potencia necesaria para ejecutarlo sin problemas.

Esto lleva aplacado, no sólo el tiempo que requiere estar pendiente de ello, sino un coste mucho mayor en hardware que hay que efectuar de forma recurrente.

Nube

La empresa proveedora del servicio se encarga de instalar, mantener y renovar la infraestructura de servidores en la que corre el software.

De esta manera, lo único que debe poder hacer tu equipo es ejecutar con fluidez el navegador desde el que vas a acceder y utilizar el servicio.

Por esta misma razón podemos usar día a día complejas aplicaciones desde nuestros smartphones y tablets, con el único requisito de tener una conexión a internet estable.

4. Se acabaron las versiones

Escritorio

Si usas software de escritorio, eres responsable de la compatibilidad de los archivos que utilices con tu programa.

Por ejemplo, es habitual que los gestores utilicen varias versiones de un mismo programa de contabilidad para poder trabajar adecuadamente con sus clientes.

Nube

Aquí este problema desaparece porque sólo existe una versión del software en un momento dado.

En vez de tener que andar enviando archivos entre dos o más personas, simplemente se les envía una invitación para ver y/o trabajar sobre el mismo documento/proyecto y listo.





New Call-to-action