“Con lo exquisito que soy tardé 3 minutos en diseñar mi propia factura”

Al no poder hacerlo ellos, sus padres le brindaron la oportunidad de estudiar música, y él dijo sí. Nunca tuvo un punto vocacional pero “empiezas a notar que algo se te mueve”; justo lo que le pasó con el violonchelo. A día de hoy dedica su vida a la música clásica, también a nivel empresarial. Y es que no hace falta ser un experto para llevar la gestión de nuestro negocio porque, con anfix, la facturación, la gestión de proyectos o la conexión con el gestor, por ejemplo, son tareas a un sólo clic.

Pelayo Tahoces, Estudio de violonchelo

“Un día me lancé a montar algo y me hice autónomo”. Así comenzó este músico leonés su aventura empresarial cuando decidió abrir su propio estudio. “Aquí preparo mi parte artística, los conciertos, recibo y doy clases a mis alumnos y, además, actúo de manager para otros compañeros violonchelistas”. Una actividad de lo más completa para Pelayo. En su día a día lo que menos se puede permitir es perder tiempo en algo como una factura.

Al principio hacía una factura en Word, en casa, y le resultaba muy cansado y le hacía perder tiempo. Y todo por “tener que empezar de cero siempre”. “Yo tenía claro, cuando empecé con el estudio, que tenía que existir algo que me ayudara”. Y así era… Fue en una revista sobre emprendedores donde dio con anfix y, sin más, llegó a casa y empezó a “trastear”. “Era de lo más fácil, el programa lo hace todo por ti”. Y es que “para eso están los programas“, remata Pelayo. Reconoce ser una persona minuciosa y detallista y se sorprendió al ver que sólo dedicó 3 minutos a diseñar su factura con las plantillas de anfix y su logo. Luego tardó otros 15 a hacerse con el programa de facturación para determinar cosas como el tipo impositivo, formas de pagos, facturas contabilizadas o no, etc.

Una vez había comenzado a probar anfix reconoce que tuvo miedo por el precio que le supondría algo tan útil y práctico. “¿10 euros? Arreando. Y yo feliz”, así lo cuenta Tahoces.

Como valores añadidos reconoce que no puede quedarse sólo con uno. El poder facturar desde donde sea gracias al cloud ha supuesto un gran avance para profesiones como las de Pelayo, en las que viajar es algo rutinario. “Afortunadamente hemos evolucionado y existe la nube”. A eso hay que sumar el soporte técnico, “es de lo más agradable. Me gusta trabajar con gente así porque pienso que juntos siempre estaremos mejor”. Aunque sin duda, lo que más le gusta de anfix es que, “el programa se hace a ti, no tú al programa. Hace lo que tu quieres”. Así, “la gestora de se encarga de lo suyo y para lo que tengo que hacer yo está anfix. La asignatura pendiente me la han solucionado”.





programa de facturacion




Comentar

Venga, lánzate y haz el primer comentario. Estamos deseando escucharte.

Hacer un comentario