Dudas de gestión: ¿cómo definir un puesto de trabajo?

Definir puesto trabajo

Definir un puesto de trabajo es algo habitual en grandes empresas, donde se necesita cubrir puestos con las personas adecuadas, tanto a nivel de CV como de cantidad, y donde los procesos de selección son caros. En las empresas más pequeñas se suele dejar más al azar o en manos de terceras empresas, lo que a veces provoca tener que repetir el proceso de selección porque el trabajador no acaba de adaptarse al puesto de trabajo.

Antes de realizar una contratación hay que saber qué perfil se está buscando, tanto a nivel de conocimientos como sobre todo de habilidades, y más cuando en los pequeños negocios la importancia de cada persona es mayor que en una empresa grande, y donde suele hacer falta personas proactivas y multidisciplinares. Para definir el puesto de trabajo hay que conocer:

  • Las tareas y responsabilidades principales.
  • La jerarquía y comunicación que implica.
  • Las habilidades personales.
  • La formación y experiencia.

Una vez que tengamos lo anterior podremos pasar a una siguiente fase donde poner por escrito los siguientes aspectos:

  • Identificar y ubicar el puesto: por ejemplo auxilar contable para departamento de Administración, en dependencia directa del jefe de departamento.
  • Describir el puesto: indicando cómo se ejecutaría el trabajo a nivel físico o mental. Por ejemplo para un trabajo de auxiliar contable sería prestar apoyo en la contabilización de facturas de proveedores y clientes, realizar conciliaciones bancarias, y archivar la documentación contable.
  • Establecer los requisitos necesarios: en base a los datos anteriores e indicando si el trabajo requiere de estudios a nivel profesional, técnico, o universitario. Así como de otras habilidades o conocimientos complementarios. Por ejemplo grado superior en formación profesional de finanzas, persona responsable y organizada, dominio de software de gestión contable.

Una vez tengamos todo lo anterior podremos pasar a publicar la oferta de trabajo y empezar el proceso de selección para luego posteriormente profundizar durante la entrevista de trabajo en cada uno de los requisitos necesarios para el puesto, de cara a seleccionar al candidato perfecto. Con ello podremos evitar una alta rotación del personal por haber seleccionado a candidatos que no se ajustaban a la realidad del puesto de trabajo.

Además conseguiremos tener trabajadores más motivados y eficientes al conocer mejor las responsabilidades y límites de su puesto de trabajo y evitaremos pérdidas de tiempo y dinero, que en las empresas más pequeñas no se pueden permitir y pueden tener un grave impacto en el negocio y la satisfacción del cliente.





programa de facturacion




Comentar

Venga, lánzate y haz el primer comentario. Estamos deseando escucharte.

Hacer un comentario