Dudas de gestión: ¿cuánto cuesta montar un negocio?

cuanto cuesta emprender

Hablemos de gestión. Cuánto cuesta montar un negocio es una de las dudas más típicas de cualquier emprendedor. Eso sí, desde anfix te lo ponemos muy fácil, ¡y gratis! Para llevar las cuentas de tu negocio, las facturas, presentar impuestos y hasta conectar con tu gestor. Todo a un clic. Pero, además, necesitas saber esto:

Es importante saber que muchos emprendedores acaban cerrando por una mala gestión, es decir, por no haber hecho bien los cálculos de la inversión y gastos iniciales, por eso es fundamental hacer un buen plan de negocio, lo que no implica que tenga que ser muy largo sino que sirva para saber cuáles serán los costes más importantes al lanzar el negocio y en los meses siguientes. Dependiendo de eso, el punto muerto o importe de ventas mínimas para cubrir gastos será más bajo o más alto.

A la hora de centrarnos en la gestión y calcular por cuánto nos sale poner en marcha la idea, siempre es mejor ser pesimistas, porque una vez que obtengas la financiación necesaria será difícil que puedas conseguir más dinero (en especial si lo solicitas a un banco) por haberte quedado corto en tus previsiones. Así que mejor añadir un margen de error en tu gestión que suponga entre el 15% y 30% de lo que habías calculado. No tengas miedo por pedir mucho dinero, preocúpate más de quedarte corto una vez que hayas arrancado el negocio.

A la hora de calcular cuánto cuesta montar tu idea, ten en cuenta los diferentes aspectos:

  • Trámites: esto dependerá mucho de la forma jurídica que hayas elegido porque una sociedad siempre tendrá más trámites y por lo tanto gastos de gestión (notario, asesor, registro, etc) que un autónomo. También es importante tener en cuenta aspectos como licencias u otras autorizaciones administrativas obligatorias por ley para tu negocio.
  • Mobiliario y alquiler: tanto para locales como para oficinas es uno de los costes más importantes tras la adaptación inicial. Aspectos como licencias, reformas y proyectos de arquitectos son susceptibles de un error de cálculo en los gastos por la adaptación del local, por lo que pueden acabar con tu negocio incluso antes de subir la persiana. Lo mejor es empezar en un business center o un coworking para que el coste en esta partida sea la menor posible. Recuerda que la clave es tener clientes, no un “palacio”.
  • Personal: sin duda su coste dependerá mucho del modelo de negocio y de la relación, mercantil o laboral, que se pueda establecer. Sea como sea es fundamental calcular bien el coste real. Por ejemplo, en el caso de trabajadores en plantilla, hay que calcular costes como la seguridad social o los días festivos para calcular el precio hora y compararlo con profesionales externos o subcontratación. Sólo así podremos escoger la opción más rentable para nuestro negocio.





programa de facturacion




Comentar

Venga, lánzate y haz el primer comentario. Estamos deseando escucharte.

Hacer un comentario