Echar el cierre: El convenio anticipado

Concurso de acreedores

Vivir un concurso de acreedores en la empresa es una situación traumática aunque no tiene porqué ser el final. Existe una luz al final del túnel gracias al convenio anticipado.

Ante una situación así pueden surgir dificultades como la desconfianza, la mala publicidad o dejar de recibir financiación, sin embargo se puede optar por dedicar esfuerzos para que el impacto sea lo menos negativo posible.

Para ello, el convenio anticipado se convierte en un gran aliado. Permite presentar un plan de viabilidad y plan de pagos en la fase inicial del procedimiento concursal reflejando el nuevo enfoque de la empresa. Todo ello supone un esfuerzo por parte del empresario y una actitud emprendedora con el objetivo es refundar la compañía en busca de una solución rápida, en poco tiempo. Así ahorramos tiempo, reducimos costes, tranquilizamos a clientes y proveedores y aplicamos una solución rápida y eficaz que puede evitar males mayores.

Más información: Ley concursal





programa de facturacion